Uno de los privilegios de nuestro puerto, el cual llevó a que fuera  mucha gente a vivir a la Villa de Llanes, era el almacén de sal, conocido como alfolí, que daba libertad a los pescadores para traerla de Andalucía y de otras partes. La trascendencia de este privilegio provenía de la necesidad fundamental de la sal para la conservación del pescado.

Por eso siempre se estuvo en lucha para defender dicho privilegio e impedir su abolición.

 

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

371
SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

Al seguir navegando en este sitio, aceptas el uso de cookies. Má Información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para brindarle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o si hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar