La difícil orografía de Llanes y su Concejo, además de las  dificultades de comunicaciones, frecuentes derrumbes, caídas de puentes, robos y la presencia de puertos secos ( aduanas) y arrendatarios de diezmos del mar del Principado de Asturias, encarecían las mercancías, entre ellas los pescados. Esa subida de precios era compensada por la inclusión en el Fuero que los vecinos y naturales de la villa estaban libres y exentos de derechos de portazgo, montazgo..en todos los géneros de su consumo.

No obstante, era frecuente que cuando los arrieros de Ardisana, Pría o villa de Llanes pasaban a Castilla, sufrieran vejaciones, decomisos y multas al intentar hacer valer los derechos concedidos por el Fuero.

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad