El retablo de la capilla de la patrona de los marineros llaniscos data del siglo XVII y consta de tres calles, dos pisos y ático. Su altura es de 5 metros y medio y su anchura de 4 metros.

Alberga  imágenes de San Pedro, La Inmaculada, San Pablo, Santa Ana, San Nicolás y San Telmo. Y arriba, el Cristo del Calvario. Todas son coetáneas del retablo, a excepción de la de Santa Ana.

En los años 20 este retablo fue salvado por Cayetano Rubín de Celis, que enterado  de que estaban desmontandolo para cambiarlo por uno nuevo, al parecer donado por una familia llanisca, se movilizó y gestionó con el Arzobispado que se volviera a colocar en su sitio el original, como así se hizo.

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad