AÑO 1916

Durante la noche del 17 de marzo, en aguas de Buelna, naufragó el bote Rosaura. Nicolás Martínez y Evaristo Pidal, vecinos de esa localidad, que estaban pescando, intentaron salvar a un superviviente sin poder lograrlo a causa del estado de la mar, aunque pusieron todo el empeño y expusieron sus vidas. 

El 29 de abril, durante un acto solemne, a las doce de la mañana, en el local de la Junta de Salvamento de Náufragos, de la Villa de Llanes, el presidente Fernando Cué les hizo entrega de la medalla de bronce y 30 pesetas en metálico. Los agraciados expresaron su más profundo agradecimiento por los honrosos premios otorgados y su sentimiento por no haber podido coronar con el éxito la obra comenzada bajo los buenos auspicios y finalizada de manera tan trágica como inesperada. (EOA).

Imagen, Valentín Orejas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad