LA CAPILLA DE SANTA ANA ABIERTA Y CON NACIMIENTO MARINERO

por

Esta Navidad, y por primera vez, la Capilla, bajo la advocación de Santa Ana, patrona de los marinero de Llanes, coincidiendo con el Mercadillo Navideño instalado en la plaza que lleva su nombre, se encuentra abierta al público y tiene colocado debajo del altar un nacimiento marinero, aportado y montado por Magui Fernández-Peña.

Esta capilla, antes de San Nicolás, que era visible desde el mar.

Consta de dos cuerpos asimétricos a diferentes alturas y construidos en distintas épocas, hacia 1480 y 1662. La superficie del primer cuerpo tiene siete metros de ancho por ocho de longitud que se amplían con siete metros del atrio (lado éste), lugar de la primitiva entrada. El segundo cuerpo es de mayor volumen, adosado al anterior, presentando dos contrafuertes (esquina noroeste y suroeste), muy próximos a la muralla. 

La capilla es de planta rectangular con nave cubierta de bóveda de cañón. La cabecera se encuentra separada por un arco de medio punto con bóveda de crucería de ocho nervios y clave de seis puntos donde se distingue: Maestro I. Sánchez Lamadrid, de Pendueles. Año 1661. 

En la zona norte se sitúa la sacristía de dimensiones de cuatro por tres metros y pequeña tronera abierta en el lado este. En la zona sur se abre la nueva puerta con cinco escalones de acceso. En el tejado de este cuerpo existe una espadaña con campana rematada por una cruz griega de piedra.

Su precioso retablo es de madera, tal vez de castaño, con dimensiones de quinientos cincuenta y ocho centímetros de largo por trescientos noventa y seis de ancho. Una sencilla predela es sostenida por dos columnas de madera, y hasta la fecha, se desconoce quién fue su entallador, ensamblador, escultor, tallista y dorador. Se distribuye en tres calles, separadas por columnas de estrías helicoidales de estilo corintio. En la calle central del piso inferior aparece Santa Ana con su hija la Virgen de pie, la anterior imagen  de Santa Ana, hace tiempo desaparecida, tenía a la Virgen en brazos. A la izquierda San Nicolás obispo, con su casulla, mitra y báculo; y a la derecha San Telmo con hábito de dominico. En el piso superior destaca la imagen de la Virgen María con túnica y manto, escoltada por San Pedro y San Pablo. Y en el ático un magnífico Cristo Crucificado en el Calvario.

El altar presenta un frontal dibujado con ángeles y, en el centro, se representan barcos, cuya pintura merece un detallado estudio.

Fuente, “Antiguos Mareantes de Llanes”

Imágenes, Valentín Orejas

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • UNA TRAIDORA E INESPERADA OLA | AÑO 1990
    BUCEANDO EN “EL ORIENTE DE ASTURIAS” AÑO 1990 “Los fuertes temporales de mar de estos días, serán inolvidables  para el bueno de Tomás Amieva Goti, “Tomás el de la Marina”, que cuando se hallaba enfrascado en el rodaje de una película en vídeo sobre el temporal, una inoportuna  e inesperada […]
  • UNA GRAN LABOR DE TISTO | AÑO 2002
    BUCEANDO EN “EL ORIENTE DE ASTURIAS” 2002 “A finales del pasado mes de junio han finalizado las labores de limpieza del puerto que han conseguido que éste sea ya el segundo verano que no despide malos olores. El artífice de este auténtico milagro es Francisco Herrero Melijosa, conocido por todos […]
  • UNA FOCA EN LA RÍA | AÑO 1960
    BUCEANDO EN “EL ORIENTE DE ASTURIAS” | AÑO 1960 “Sobre las cuatro de la madrugada de hoy algunos marineros que se dedicaban a trasladar a nuestro puerto ocle  recogido en nuestras próximas rocas, sintieron como unos alaridos en la ría, dándose cuenta de que se trataba de una foca de […]
  • Un voto de gracias al Gremio de Mareantes llanisco | BUCEANDO POR “EL ORIENTE DE ASTURIAS” | AÑO 1927
    “El pasado jueves, día 3 de febrero, se reunió en su domicilio social la Junta directiva de la Sociedad de Salvamento de Náufragos, la que después de cambiar impresiones, tomó el siguiente acuerdo:Dar un voto de gracias al Gremio de Mareantes llanisco, por el apoyo económico que presta la benéfica institución, asignándole una subvención anual de 250 pesetas.

  • All
  • Por: Maiche Perela

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad