MAGDALENA MELIJOSA, HIJA DEL PARRÁU… mujeres de remangu en tiempos de mucha penuria

por

Magdalena Melijosa, que había nacido en 1868, llegó a Llanes a la edad de 16 años a bordo del “México” y en compañía de su madre y hermanos. Provenía de Santander, de donde con anterioridad y a remo, había venido a la villa, para quedarse, su padre, Nicolás Melijosa Mendiola. “El Parráu”, apodo por el que era conocido, destacó por haber implantado nuevos sistemas de pesca y descubierto caladeros. 

A pesar de la competencia de su padre y de sus hermanos, Manuel y Joselito, que fueron muy jóvenes a la mar, los beneficios de la pesca no daban para el sustento de la familia, así que Magdalena, según ella contó cuando ya era una anciana a “El Oriente de Asturias”, se dedicó, junto a otras chicas, a quitar piedras del canal y “apaletar” arena para dejar el cauce limpio, lo que les valió el sobrenombre de “las dragas del puerto”. A cambio de aquellos duros trabajos recibía una peseta diaria, y en dicho sueldo estaba incluido descargar los barcos “México” y “Rosario”, cuando estos atracaban en nuestro puerto. Añadía, que pagaban mejor alijar los sacos de sal que llegaban en los barcos de vela, pero pesaban demasiado para ella.

También, recogió cargas de mineral de las minas de Vidiago y Bolao y cargó piedras para la construcción del  malecón del puerto.

Después, cuando ya fue perdiendo la fuerza de la juventud lavaba la ropa de los P.P. Agustinos, fregaba el suelo del Casino, por entonces sito en donde luego estaría la confitería Parás, así como el suelo de la iglesia parroquial.

Magdalena, que fue muy cortejada, permaneció soltera, primero para ayudar a su madre con sus hermanos y luego para ayudar a éstos con sus hijos y nietos.

Y, tras más de 70 años dedicada a su familia y a penosos trabajos  tan ingratamente pagados, ni siquiera fue recompensada con el auxilio a la vejez.

 

Fuente, “El Oriente de Asturias”

Imagen, Archivo Fernando Suárez Cue

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • UNA TRAIDORA E INESPERADA OLA | AÑO 1990
    BUCEANDO EN “EL ORIENTE DE ASTURIAS” AÑO 1990 “Los fuertes temporales de mar de estos días, serán inolvidables  para el bueno de Tomás Amieva Goti, “Tomás el de la Marina”, que cuando se hallaba enfrascado en el rodaje de una película en vídeo sobre el temporal, una inoportuna  e inesperada […]
  • UNA GRAN LABOR DE TISTO | AÑO 2002
    BUCEANDO EN “EL ORIENTE DE ASTURIAS” 2002 “A finales del pasado mes de junio han finalizado las labores de limpieza del puerto que han conseguido que éste sea ya el segundo verano que no despide malos olores. El artífice de este auténtico milagro es Francisco Herrero Melijosa, conocido por todos […]
  • UNA FOCA EN LA RÍA | AÑO 1960
    BUCEANDO EN “EL ORIENTE DE ASTURIAS” | AÑO 1960 “Sobre las cuatro de la madrugada de hoy algunos marineros que se dedicaban a trasladar a nuestro puerto ocle  recogido en nuestras próximas rocas, sintieron como unos alaridos en la ría, dándose cuenta de que se trataba de una foca de […]
  • Un voto de gracias al Gremio de Mareantes llanisco | BUCEANDO POR “EL ORIENTE DE ASTURIAS” | AÑO 1927
    “El pasado jueves, día 3 de febrero, se reunió en su domicilio social la Junta directiva de la Sociedad de Salvamento de Náufragos, la que después de cambiar impresiones, tomó el siguiente acuerdo:Dar un voto de gracias al Gremio de Mareantes llanisco, por el apoyo económico que presta la benéfica institución, asignándole una subvención anual de 250 pesetas.

  • All
  • Por: Maiche Perela

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad