Hubo un tiempo que no solo los marineros tenían motes que se iban heredando, como “buzos”, “chulos”, “colillas”, sino que también los tenían las embarcaciones.
Así, el “ Jesús del Gran Poder” era conocida como “la Vigarrona”; la “Virgen del Rosario” como “la menta”; la “Virgen María” se la llamaba “Fregadín” y la “San José” era el “taca taca”, por el ruido que metía.
¿Conocéis más motes de las embarcaciones llaniscas?
 
Imagen, Archivo Fernando Suárez Cué
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad