En Asturias, se designan con el topónimo “Morías” los terrenos pedregosos a orillas del mar. Al parecer se trata de un vocablo de origen céltico que hace referencia al mar.
En Llanes, además de la Moría de la Villa, desde el Sablón al Fuerte, que no era más que un pedregal de rocas batidas y afiladas por las olas de los temporales del oeste, las hay en Niembro, Celorio, Poo, Vidiago y Pendueles.

Imagen, Archivo Fernando Suárez Cue

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad