“En la noche del 14 de mayo arribaron a la playa del Sablón de esta villa cinco náufragos en una pequeña lancha, los cuales, según parece, tripulaban la goleta francesa “Fleur de Marie” de la matricula de Nantes que, procedente de Santoña, se dirigía a Plymouth con cargamento de hueso calcinado, yéndose a pique el domingo 13 a 40 millas de esta costa y a consecuencia de una vía de agua que se le abrió en uno de los costados. La autoridad de Marina de Llanes lo comunicó inmediatamente a Gijón y Santoña, personándose en esta villa el martes 15 el Vicecónsul francés de Unquera, que facilitó a dichos náufragos los medios necesarios para trasladarse a Santander a disposición de aquel consulado”

Imagen, Valentín Orejas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad