En las actas de las Juntas del siglo XVIII, recogidas en el libro segundo de los mareantes de San Nicolás, llama la atención que en las mismas, que se levantaban para dejar constancia de las deliberaciones y acuerdos sobre elecciones, subasta de quiñones y otros particulares, todos sus asistentes, desde el Mayordomo pasando por los alcaldes de la mar y la lumbre, diputados y demás marineros, firmaran por sí, señal de que sabían escribir.

Imagen, “Antiguos Mareantes de Llanes”

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad