En el siglo XIX, antes incluso de que existiese la Sociedad de Salvamento de Náufragos, y debido a las rocas y lastra que había debajo de la Media Luna, se desviaba la corriente hacia la derecha, y el Sablín se convertía en una playa bastante arenosa donde no faltaban en el estío algunas casetas y bañistas.

Imagen, “El Oriente de Asturias”

Al seguir navegando en este sitio, aceptas el uso de cookies. Má Información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para brindarle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o si hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar