AÑO 1924

El 12 de enero de 1924, el semanario recogía: “ El miércoles último y como consecuencia de un fuerte viento reinante se alteró tan extraordinariamente el mar, que todo lo que alcanzaba nuestra vista era solo una inmensa sábana de espuma.

Como ese estado del mar coincidió con mareas altas, fueron varios los daños ocasionados. Entre ellos figuran las terrazas del balneario, la pared norte del huerto del faro y la paredilla del este de la capilla de Santa Ana. Los cubiles que existían al este del Fuerte casi todos destruidos, siendo bastantes los daños causados en el relleno de las Marismas, pues rebasaban las olas los muros arrastrando al descender gran cantidad del relleno, viéndose en las paredes numerosos surtidores que indican la poca solidez y firmeza con que fueron construidas.

Uno de los casos que más impresionó a nuestro pueblo y que, gracias a la abnegación de muchos no llegó a mayores, fue el arribo a nuestro puerto de la lanchilla “Julia”, de la matrícula de la Arena, que ante el furioso temporal desencadenado, quiso alcanzar la entrada de nuestro puerto, embarrancando al ser bajamar, y donde tal vez hubiese sido destrozada si no se hubiera prestado un rápido auxilio, por marineros y Guardia Civil, alguno con grave riesgo de su vida.

Los marineros beneméritos que se merecen especial distinción son el patrón de este puerto Ricardo Botella, que se lanzó al mar para recoger algunos cabos, el suboficial de la Guardia Civil, don José Domingo Fernández, y los marineros Daniel Gutiérrez, Félix Herrero, José María Carrandi, Cayetano Herrero, José A. González y el patrón Félix García.

A la pleamar fue el vapor conducido sin novedad al interior del puerto.

Los tripulantes se han acercado al semanario para hacernos presente su profundo y sincero agradecimiento a las personas más arriba mencionadas y al pueblo de Llanes en  general, por las numerosas atenciones recibidas.

Nos consta que la Sociedad de Salvamento de Náufragos ha cursado la correspondiente comunicación a Madrid, reseñando y dando cuenta de lo ocurrido”.

Imagen: Valentín Orejas

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad