AÑO 1898, UNA ANIMADÍSIMA FIESTA

“La fiesta de Santa Ana, verificada en esta villa el martes, resultó animadísima. Verdad es que el día y las noches en que tal fiesta se celebró, estaban todo lo de apropósito que podían desear los aficionados a estos populares regocijos, contribuyendo también poderosamente el sitio en que verifica dotado en épocas de calor de irresistibles atractivos que la proximidad del mar ofrece. Tanto en el sitio del Fuerte como en la plazuela de Santa Ana hubo animados bailes al compás de un piano manubrio y de la gaita de Candolias, tomando parte en el pericote distinguidas personas, entre las que figuraban las hijas del Excmo. Sr. Marqués de Canillejas, que muestran marcada predilección por el popular y democrático baile llanisco.

La función religiosa tuvo la solemnidad de anteriores años, predicando un sermón, bueno como todos los suyos, el ilustrado párroco de Meré, Don Manuel González”.

Imagen, Valentín Orejas

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad