AÑO 1918 | HOMENAJE A DON TOMÁS

“Las simpatías de que goza entre la gente de mar el bondadoso Capellán, don Tomás Gutiérrez Herrero, se exteriorizó de una manera entusiasta el domingo por la tarde, al entrar en nuestro puerto la nueva lancha de vapor de los señores Conde y Teresa.

Lleva esta embarcación el nombre de don Don Tomás, que le fue impuesto por sus armadores en atención a las arraigadas aficiones marítimas del popular sacerdote llanisco y el cariño que los marineros, como el pueblo todo, le profesa con justicia, por ser un verdadero apóstol y ángel de la caridad para con la honrada y sufrida clase pescadora”.

Restauración y coloración de imagen, Juan Ignacio Moreno

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad