Llanes, 1918

UN SUBMARINO A VISTA DEL ANTEOJO DE LA TIJERINA

“Con el potente anteojo adquirido recientemente por la Sociedad de Salvamento de Náufragos de esta villa, algunos socios observaron el día 12 de abril, por la tarde, el paso de un submarino alemán frente a nuestras costas. Don Antonio Blanco, uno de los que se hallaba en la Tijerina, se propuso ir a verlo de cerca, cosa que hizo acompañado de don Tomás Gutiérrez Herrero y don Gabriel Teresa Robles. Una vez llegados al costado del submarino, los tripulantes del mismo les recibieron cortésmente y correspondieron atentamente al saludo de los llaniscos. Uno de los alemanes hablaba el español bastante bien, y con él se entendieron nuestros paisanos durante los pocos minutos que duró la entrevista que fue, naturalmente, de pura cortesía y en todo ajena a manifestaciones opuestas a la neutralidad”.

Imagen, Valentín Orejas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad