EL BARCO VOLADOR

por

Entre tantas cosas que nos impidió hacer “la primavera confinada”, hubo algo que eché especialmente de menos: subir a San Pedro.

El día que por fin pude poner los pies en el paseo, sentí verdadera emoción. 

Y ese intenso sentimiento, por la asociación de ideas que se producen en ocasiones, me trajo a la memoria estas palabras: ¡Con qué emoción nos fuimos media villa a San Pedro a ver pasar un gigantesco hidroavión!.

Esta exclamación se le había escuchado a José Luis Mijares, mi tío abuelo más intelectual y cosmopolita, y aunque se me quedó grabada no tuve la curiosidad de saber de que aparato se trataba y del porqué había podido verse desde San Pedro.

En cuanto llegué a casa me puse a investigar y me fue fácil enterarme de que mi tío se refería al hidroavión Dornier DO X de 24 motores. Este aparato, en su momento el más pesado y potente avión del mundo, que batió récord mundial al  transportar 170 personas, fue producido por una empresa alemana, pero en su planta de Suiza, a orillas del lago Constanza, evitando así los términos restrictivos del tratado de Versalles, que prohibía a los alemanes fabricar cierto tipo de aviones tras la primera guerra mundial.

También, averigüé con un poco más de dificultad, que el imponente y espectacular hidroavión realizó en el año 1930 un vuelo trasatlántico de prueba a Estados Unidos. Y que tras hacer escalas en  Ámsterdam y Casholt llegó a Santander. Saliendo de esa ciudad el día 23 de noviembre rumbo a La Coruña, donde amerizó, repostó 15.000 litros de gasolina y fue objeto de un cálido recibimiento por lo que la casa alemana constructora envío una réplica del Dornier Do X que lo reproducía fielmente, la cual fue depositada en el Museo Arqueológico.

Llegado a este punto solo me quedaba situar al hidroavión volando en las proximidades de Llanes, y sabiendo que de la capital de Cantabria despegó a las 10,30 de la mañana y a una velocidad de 128 kilómetros por hora, resulta que más o menos a las 11 de aquel apacible día del veranillo de San Martín, adultos y niños llaniscos, entre los que se encontraba José Luis Mijares con apenas 10 años, se agolparon en el paseo de San Pedro para ver pasar al “barco volador”, aunque tal vez,  después de tanto preparativo e ilusión, solo alcanzaran a columbrar  una estela en el horizonte.

Pero la emoción no se la quitó nadie, como tampoco a mí el volver al paseo de San Pedro.

 

Imagen, Valentín Orejas

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

0 comentarios

Deja un comentario

  • EL BATEL
    -F: ¡Hola, compañeros!… ¿Qué pasó? -C: Por aquí ya ves, nada nuevo, y tú… ¿Qué te traes? -F: Pues nada de particular, aunque en honor a la verdad, ayer estuve en San Vicente, y vine con un poquitín de mal sabor de boca, y cierta envidia, al ver lo burros que fuimos por […]
  • LA CASA ROJA | LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR
    Si hay un lugar en el Oriente de Asturias que fue transformado por los indianos llenándolo de villas y palacetes, repletos de poderosas torres, monumentales fachadas, cúpulas de ensueño y exóticos y exuberantes jardines con sus indispensables palmeras, magnolias y buganvilias, fue Colombres. Y entre aquellos emigrantes de la capital […]
  • AÑO 2012, LOS ESTANQUES DEL PASEO
    BUCEANDO EN “EL ORIENTE DE ASTURIAS” Desde que se remodeló el Parque de Posada Herrera, convirtiéndolo en un espacio funcional, una suerte de plaza, lo he atravesado en contadas ocasiones. La razón, como se pueden imaginar, es sentimental. Me produce nostalgia los cambios en la fisonomía del lugar, al que […]
  • ¿SABÉIS CUÁL FUE LA PRIMERA SASTRERÍA DE LLANES?
    En Llanes, existieron sastrerías de primer orden, traemos hoy la que podría haber sido la primera: la “Moderna Sastrería Sobrado”. Fundada en 1838, según recogía su publicidad, estaba sita en el número uno de la Plaza Mayor, después Parres Sobrino, donde hoy se encuentra “Aramburu”.  Este negocio, que se distinguía […]

  • All
  • "Entre las Olas del Olvido: Comercios y Lugares que la marea del cambio se llevó"
  • "LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR"
  • Por: Maiche Perela

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad