EL CHALÉ DE DOÑA NATI | LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR

por

En Poo, enfrente de la bolera, perdura a duras penas, tras una mermada  y herrumbrosa verja rematada por lanzas y coronada por una poética lira, una casa de bajo, principal y desván y espaciosas caballerizas al fondo.

Esta propiedad fue construida por el indiano de México Juan Gavito Bustamante, hermano del benefactor de Poo y Alcalde de Llanes, Egidio Gavito Bustamante.

Don Juan se había casado con su sobrina Joaquina, hija de don Egidio, y edificó la que sería su casa en su  pueblo natal, en terreno colindante al de Egidio Gavito de la Fuente, el cual se había casado con Ramona Gavito Noriega, hermana de su esposa.

Al morir Juan, Joaquina contrajo nuevas nupcias con otro indiano, Ubaldo Barrera, el cual era propietario de fincas rústicas y urbanas en Sonora, ciudad mejicana en la frontera con Estados Unidos.

Joaquina y Ubaldo fueron padres de cinco hijos, cuatro chicas, Pilar, Natividad, Conchita y Benita, y un chico, con el mismo nombre que su padre, Ubaldo.

En el año 1883, Joaquina murió de unas fiebres, y seguidamente de la misma enfermedad murieron cuatro de sus cinco hijos, sobreviviendo Natividad, la cual  fue enviada a España y quedó  a cargo de su abuelo, don Egidio. El padre continuó en México, donde falleció.

Natividad contrajo matrimonio con Faustino Junco González, natural de Balmori. Doña Nati, como era conocida, fue una mujer que cuidaba mucho su aspecto y no era persona muy fácil en las relaciones sociales. Mantuvo cierta rivalidad con su prima Amelia, que en broma la apodaba “la marquesa de la cresta”, en alusión a su siempre esmerado peinado. Amelia Gavito Gavito, una mujer adelantada a su tiempo, de viva imaginación y de acertada pluma, llegando a ganar algún premio por sus escritos, era hija de una hermana de la madre de doña Nati, Ramona.

Al no tener descendencia, legó en su testamento la casa al Arzobispado.

En la actualidad, la que fuera tan magnífica propiedad, que ha sido saqueada en más de una ocasión, se encuentra en un lamentable abandono.

Fuente, “El Oriente de Asturias” 

Imagen, Valentín Orejas

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

0 comentarios

Deja un comentario

  • Regulación flexible y seguridad en las procesiones: un vistazo a las ordenanzas de Llanes de 1877
    De las Ordenanzas de la Villa y Término Municipal de Llanes de junio de 1877, cuyo fin era que a todos fueran útiles y en las que destacaba su interés por ser un tanto flexibles, ya que pretendían que las prohibiciones no fueran muy extensas para evitar que, a cada […]
  • EL BATEL
    -F: ¡Hola, compañeros!… ¿Qué pasó? -C: Por aquí ya ves, nada nuevo, y tú… ¿Qué te traes? -F: Pues nada de particular, aunque en honor a la verdad, ayer estuve en San Vicente, y vine con un poquitín de mal sabor de boca, y cierta envidia, al ver lo burros que fuimos por […]
  • LA CASA ROJA | LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR
    Si hay un lugar en el Oriente de Asturias que fue transformado por los indianos llenándolo de villas y palacetes, repletos de poderosas torres, monumentales fachadas, cúpulas de ensueño y exóticos y exuberantes jardines con sus indispensables palmeras, magnolias y buganvilias, fue Colombres. Y entre aquellos emigrantes de la capital […]
  • AÑO 2012, LOS ESTANQUES DEL PASEO
    BUCEANDO EN “EL ORIENTE DE ASTURIAS” Desde que se remodeló el Parque de Posada Herrera, convirtiéndolo en un espacio funcional, una suerte de plaza, lo he atravesado en contadas ocasiones. La razón, como se pueden imaginar, es sentimental. Me produce nostalgia los cambios en la fisonomía del lugar, al que […]

  • All
  • "Entre las Olas del Olvido: Comercios y Lugares que la marea del cambio se llevó"
  • "LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR"
  • Por: Maiche Perela

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad