ESCRIBANO, NOTARIO, ARMADOR Y MARINERO

por

Siempre he leído que don Francisco García Ruenes, uno de los personajes llaniscos más populares del siglo XIX, al que conocían como “Fallo”, ejercía como escribano, notario, armador y marinero, y que cumplía a la perfección con todas la exigencias de estas profesiones y oficios.

Y por esa ejecución excelente de tantos y variados trabajos siempre me he preguntado: ¿De dónde sacaría el tiempo don Francisco?

Leyendo unos  antiguos artículos de Demetrio Pola,  publicados en “El Oriente de Asturias”, encontré la respuesta.

A través de las líneas de aquel poeta y literato llanisco me fue fácil imaginar a Don Francisco con su aspecto rudo, característico de un verdadero hombre de mar, de un hijo de mareante, levantándose a las 3 de la madrugada para despachar los asuntos del juzgado y de la notaría con gran rapidez, ya que era un magnífico redactor y no se iba por las ramas. 

Sobre las 9 entregaría los papeles a sus oficiales para que los pasaran a limpio, y él quedaría libre para irse al arenal, que luego sería la dársena, para construir barcos. Allí, se dirigiría los días de buen tiempo, los otros trabajaría en el atrio de la Capilla de Santa Ana. Tampoco, es difícil fantasear con verlo calentar el alquitrán en un gran pote, calafatear y pintar, y siempre acompañado por su “lugarteniente”, Silvestre Peláez.

En aquella suerte de dique construyó el patache “San Francisco”, “El Carrocedo”, el quechamarín “Magdalena” y la gran lancha “Las Lindes”.

Después, tocaría comer, y luego, si el tiempo y la mar lo permitían, desatracaría su bote del muelle para irse a pescar, siempre solo. 

Al caer la tarde regresaría a tierra, a veces con capturas y otras sin ellas, y se pasaría por el cajón del puente del viejo zapatero Juan de Cue, “ el Cíano”, del que era muy amigo.

Al anochecer, como no podía ser de otra manera, se iría a descansar para volver al tajo a las 3 de la madrugada.

También, recoge Pola que el mayor placer de “Fallo” era dar trabajo, que pagaba muy bien y a la semana, por lo que se le quería y respetaba.

Y cuentan que esa fue la principal razón por la cual construyó un gran edificio sobre el pozo del Alloral y otros sobre los peñascales del Fuerte, los cuales quedaron destruidos por las olas.

 

Imágenes, “El Oriente de Asturias” y Archivo Fernando Suárez Cue

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

0 comentarios

Deja un comentario

  • ¿CUÁL ES LA BRAVA Y CUÁL LA MANSA?
    Antiguas cartografías marinas titulan a estas playas “gemelas”: Ballota la Brava y Ballota la Mansa. El Poeta Emilio Pola les dedicó un poema recogiendo en una de sus estrofas esa denominación: “Son Ballota la mansa y Ballota la brava, la corita y, al lado, la andriniega que en rumor de […]
  • MANUEL MAYA CONDE, TESTIMONIO DEL ESPÍRITU LLANISCO
    Lugar destacado en esta galería de Navegantes de la Historia, debe tener Manuel Maya Conde que, entre otras innumerables y valiosas aportaciones, rescató del olvido, devolvió a la memoria, lo que fue conformando la intrahistoria de Llanes. Lolo Maya, como se le conocía, fue decano de los directores de periódicos […]
  • “LA IGLESIA CONSTITUYE EL VERDADERO SÍMBOLO DE LO QUE ES LA VILLA DE LLANES”
    En el año 2006, el catedrático Juan Ignacio Ruiz de la Peña pronunció una conferencia, trasladando a los asistentes al Llanes de la Edad Media. Entre sus palabras, “El Oriente de Asturias” destacó como titular. “ La iglesia constituye el verdadero símbolo de lo que es la villa de Llanes·. […]
  • “EL MATATE VA A SER POCU”
    Que fui el criu mas mimau por las tías de “Santana”, eso ya estaba escrito en el primer capítulo del ·Génesis”. Os cuento. Corría el año 1969 cuando en una verbena de las muchas que organizaba el “Bando de la Magdalena”, me tropecé con una pareja de franceses, más o […]

  • All
  • "Entre las Olas del Olvido: Comercios y Lugares que la marea del cambio se llevó"
  • "LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR"
  • Por: Maiche Perela

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad