ISABEL BATALLA GÓMEZ “LA CHAVALINA” (LLANES, 1931)

por

Isabel Batalla, a la que conocemos como “La Chavalina”, apodo que le viene porque a su padre, Ángel Batalla Bustillo, le llamaban “El Chaval” y a  su madre, Rosario Gómez García, “La Chavala”, nació en Llanes el 14 de marzo de 1931.

Su padre, hijo del fundador de un saga, Manuel Batalla, y nieto de la famosa partera Ángela Ruenes, fue marinero; Y su madre, natural de Meré, llegó a la villa  para trabajar en la Bolera Cubierta.

“La Chavalina”, que tuvo 9 hermanos de los que vivieron 6, estudió en la escuela pública y acudió a las clases de doña Soledad en el Cueto.

A los 13 años comenzó a ganarse la vida en la fábrica de conservas Llerandi, pero también se dedicó a la venta ambulante de pescado, tanto en la Villa como en pueblos cercanos, Parres, Pereda, Pancar, Cue. Asimismo, trabajó en casas particulares y en restaurantes, como Casa Ángel, Toró, Hostal Peñablanca y Canene. 

Contrajo matrimonio con Ramón Batalla Díaz, el mayor de los Camará y su primo carnal. Los casó, en la Iglesia parroquial, el popular sacerdote  Antonio Moriyón. La boda se celebró con un desayuno en la confitería Vega. 

Ramón era marinero y estuvo enrolado en la embarcación “La Menta” que patroneaba Gerardo Valle y, además, era un excelente pescador a caña y no era raro que pescara lubinas de más de diez kilos de peso.

Ambos formaron un matrimonio muy unido, y a ella aún se le escapan por los ojos el afecto y la admiración  cuando habla de él:

“Era un hombre muy completo, bueno, trabajador, responsable, cariñoso, casero y muy familiar” 

Isabel lo acompañó muchas veces en la barquilla que tenían a pescar xuglas e igualmente iban juntos a la angula.

Incondicionales del Bando de la Guía, hasta el punto de que  Ramón estuvo encargado de los Misterios y además ejerció de costalero.

Tuvieron tres hijos: María de la Guía, Ramón y Carmen.

También, probaron suerte en la emigración y residieron en Suiza, concretamente en Friburgo, durante 7 años, en los que ambos trabajaron en hoteles. Al principio se fueron solos, dejando a sus hijos con la abuela, al año se trasladó con ellos su hija mayor, la cual sigue en aquel país, y después los otros dos. 

Ramón falleció nada más jubilarse, dejando un gran vacío en su familia, que lo adoraba, entre sus compañeros de profesión y en Llanes, donde era muy apreciado.

Lamentablemente, Ramón hijo, que también fue marinero y que estuvo enrolado en el “Sandra María”, embarcación de la que es armador y patrón, Ángel Batalla, murió muy joven, a los 52 años.

En “La Chavalina”, que tiene 7 nietos y 4 bisnietos, destaca sobre todo la dulzura y da gusto verla y hablar con ella.

Imágenes, álbum familiar de los Batalla-Batalla y Valentín Orejas

 

    

 

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

1 Comentario

  1. Álvaro B S José Villafruela

    Qué historia llena de ternura y belleza…
    Un ejemplo de vida a seguir… Una gran Historia de Amor…

    Responder

Deja un comentario

  • PELUQUERÍA HIGIÉNICA
    La peluquería Higiénica, que fue una de las más antiguas de Llanes, ya que se abrió a principios del siglo XX, estuvo primeramente en la calle Pidal, justamente en el local que hoy ocupa la acreditada  y selecta confitería “Ortegal”, trasladándose más tarde a la plaza de las Barqueras, a […]
  • EL ERMITAÑO DE LA GUÍA
    La ermita de la Guía tenía su ermitaño. A finales del del siglo XIX, lo era el tíu Millán, al que inmortalizó Bastasar Cue, en uno de aquellos retratos de tipos populares de la Villa.  Fue una personalidad en Llanes y su muerte tan sentida como la pérdida de un […]
  • LA CASA DEL MÉDICO | LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR
    En Balmori, al lado de la Capilla de Santa Dorotea, se alza una llamativa  casa construida por Adelaida Junco, viuda de Bartolomé  González Sánchez, indiano que hizo una gran fortuna en México. La impresionante mansión exhibe en su fachada balcones con remates barrocos y al sur y este, como referentes […]
  • Educando con responsabilidad
    Creo sinceramente, que la nuestra, nuestra generación ha sido única e insustituible. Tuvimos unos padres y abuelos que acababan de salir de una “confrontación entre nosotros”, y con trabajo y abnegación salieron de una cierta dificultad, algunas veces de miseria para darnos a nosotros lo que ellos no tuvieron. Y […]

  • All
  • "Entre las Olas del Olvido: Comercios y Lugares que la marea del cambio se llevó"
  • "LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR"
  • Por: Maiche Perela

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad