¿Sabías que ya en el Siglo XVIII, los artilleros que servían los cañones, como los nuestros instalados en “La Casa del Rey” (el actual Fuerte), cuando se encontraban con que a los barcos enemigos era muy difícil alcanzarlos con un impacto directo, por la excesiva distancia a la que se encontraban, entonces utilizaban las balas de cañón, bajo una táctica militar que consistía en ajustar, como variable, el ángulo de lanzamiento del proyectil hacia los 20 grados, haciendo que la bola rebotara varias veces en el agua, hasta impactar en su objetivo?. 

Esta táctica militar utilizada para rebotar las bombas de los cañones y hundir barcos enemigos, fue inspirada por el científico Inglés Barnes Wallis. 

Los investigadores han descrito la complicada física que hay detrás del comportamiento cuando saltan en el agua las balas de cañón.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad