En un extraordinario de “El Oriente de Asturias”, exactamente el de julio de 1997, Juan Ignacio Ruiz de la Peña recoge que en los registros fiscales de la época del Rey Sancho IV de Castilla (1284-1295) aparece entre los derechos regios en Asturias un asiento en el que se hace constar que “la puebla de Llanes con la ballenación de Turanda rentaban anualmente la cantidad de 2.400 maravedíes”.

Ninguna duda le ofrecía a Ruiz de la Peña de la identificación  del Turanda del texto con la actual playa de Toranda, en Niembro, lugar de tradicional dedicación a la pesca, donde se situaba en época tan temprana, como es el siglo XIII, una ballenación o factoría para el aprovechamiento de las capturas de la ballena.

Imagen, Nel Melero

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad