LA CASA DE LOS IRLANDESES | LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR

por

A la entrada de Pendueles, hay una casa, nada pretenciosa, orientada al medio día y con el mar al fondo, que siempre me paro a contemplar. Posee cierto aire colonial con sus colores pastel y galerías sostenidas por columnas. Esa pequeña mansión, de planta cuadrada y dos pisos, no es otra que la  Casa de Verines, propiedad de la Universidad de Salamanca, en la que se imparten cursos de verano, y en  septiembre se celebran los famosos Encuentros Literarios. 

Sabía que la había mandado construir un indiano, Ricardo Ortiz, que hizo fortuna en México y en Brownsville (Texas), y que el constructor fue Manuel Posada Noriega, maestro de obras de gran reputación dentro y fuera de los concejos de Llanes y Ribadedeva, que edificó, entre otras, la Casa de Piedra, la Casa Roja y la Villa Las Rabucas, de Colombres. Lo que desconocía era el motivo  por el que también la llaman la Casa de los Irlandeses. 

Al parecer, ese nombre se debe a que jóvenes del Colegio de Nobles Irlandeses del Patronato de San Patricio de Salamanca, que cursaban estudios eclesiásticos en la ciudad a orillas del Tormes, utilizaron la Casa de Verines como residencia de vacaciones, desde los años 20 del siglo pasado hasta el verano de 1936, momento en el que se vieron obligados a abandonarla a toda prisa como consecuencia del estallido de la guerra civil, volviendo después del conflicto bélico hasta 1957. Cuentan en Pendueles que a aquellos jóvenes irlandeses les gustaba jugar al fútbol en las playas y se les oía tocar el piano y el violín. Supongo que en aquella biblioteca estaría Joyce, y en la de ahora no faltará “Canta Irlanda”. 

¿Habrán sido los primeros veraneantes extranjeros en el Oriente de Asturias? ¿Les recordaría nuestro paisaje costero al de su tierra? ¿Se percatarían de las similitudes entre nuestra mitología y la suya?

Puestos a ignorar, lo que tampoco conocía es que el Colegio de Nobles Irlandeses del Patronato de San Patricio de Salamanca lo fundó el Rey Felipe II, y tenía como fin la educación católica de jóvenes de aquel país, para que, una vez ordenados sacerdotes, volvieran a Irlanda a propagar el catolicismo. Religión que lo tenía difícil tras ser reconquistada Éire por los Tudor, aquella dinastía que protagonizó los mayores escándalos de su tiempo. 

El Colegio regido por los jesuitas estaba tan establecido que tras la expulsión de éstos, en el año 1767, siguió contando con la protección real. Durante la Guerra de La Independencia el edificio donde se ubicaba fue tomado por las tropas francesas, y se trasladó al colegio mayor de Fonseca, ocupando después otros inmuebles de la ciudad.

Releo lo escrito, y me viene a la cabeza la razón de la estrofa, que nunca había entendido, del poema que Celso Amieva dedicó a la Playa de Pendueles:

“Los seminaristas, todos irlandeses,

clavan en tus ancas ojos futbolistas

y luego los bajan cual dóciles reses,

todos irlandeses los seminaristas”.

 

Imagen, Valentín Orejas y archivo Hibernicum

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

0 comentarios

Deja un comentario

  • EL BATEL
    -F: ¡Hola, compañeros!… ¿Qué pasó? -C: Por aquí ya ves, nada nuevo, y tú… ¿Qué te traes? -F: Pues nada de particular, aunque en honor a la verdad, ayer estuve en San Vicente, y vine con un poquitín de mal sabor de boca, y cierta envidia, al ver lo burros que fuimos por […]
  • LA CASA ROJA | LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR
    Si hay un lugar en el Oriente de Asturias que fue transformado por los indianos llenándolo de villas y palacetes, repletos de poderosas torres, monumentales fachadas, cúpulas de ensueño y exóticos y exuberantes jardines con sus indispensables palmeras, magnolias y buganvilias, fue Colombres. Y entre aquellos emigrantes de la capital […]
  • AÑO 2012, LOS ESTANQUES DEL PASEO
    BUCEANDO EN “EL ORIENTE DE ASTURIAS” Desde que se remodeló el Parque de Posada Herrera, convirtiéndolo en un espacio funcional, una suerte de plaza, lo he atravesado en contadas ocasiones. La razón, como se pueden imaginar, es sentimental. Me produce nostalgia los cambios en la fisonomía del lugar, al que […]
  • ¿SABÉIS CUÁL FUE LA PRIMERA SASTRERÍA DE LLANES?
    En Llanes, existieron sastrerías de primer orden, traemos hoy la que podría haber sido la primera: la “Moderna Sastrería Sobrado”. Fundada en 1838, según recogía su publicidad, estaba sita en el número uno de la Plaza Mayor, después Parres Sobrino, donde hoy se encuentra “Aramburu”.  Este negocio, que se distinguía […]

  • All
  • "Entre las Olas del Olvido: Comercios y Lugares que la marea del cambio se llevó"
  • "LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR"
  • Por: Maiche Perela

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad