A pesar del mal tiempo, el tres de marzo, la vapora Virgen del Carmen se hizo a la mar patroneada por su dueño Gabino Díaz y con tripulación compuesta por los hermanos Avelino, Enrique y Ceferino Marcos, Ángel Cué y Arturo Fuentecilla. A las tres de la tarde, con gran oleaje, intentó entrar en puerto, y un golpe de mar lanzó la embarcación contra la rampa de la caseta de la Sociedad de Salvamento de Náufragos y, por efecto del choque, parte de la tripulación cayó al agua y tras grandes esfuerzos lograron ganar las rocas. 

Las personas presentes, con ayuda de fuertes cables, consiguieron arrrastrar la lancha hasta la dársena donde se apreciaron grandes desperfectos en quilla y forros. (EOA)

 

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad