Aunque es solamente un humilde auxiliar de los pesqueros “grandones”, no por ello deja el bote de estar compuesto por una serie de piezas, que, por su propio nombre, debemos aprender de memoria si queremos conocer mejor esta pequeña pero útil embarcación.

Ya tenía preparadas unas cuantas definiciones, cuando me encontré con algunas más de Emilio Burgos Marco, que además en verso y con mucha gracia, creo que son insuperables, por lo que me atrevo a presentarlos.

“Unos cuantos pareados en un lote, para aprenderse de memoria el bote”

 

La “quilla” es una viga o un tablón, que aguanta el peso de la embarcación.

“Varengas” o costillas es igual, pues la quilla es la columna vertebral.

Es “roda” en la Marina de Castilla, es la parte delantera de la quilla.

Lo más alto de proa, hasta el Ferrol, le llama todo el mundo “caperol”.

Y las “buzardas” dignas son de loa, pues unen los costados en la proa.

A su parte afilada y muy cortante, llamaréis “tajamar” en adelante.

En la popa tenernos el “codaste”, que es en el bote del timón engaste.

La “mecha” del timón, se con certeza, que es un eje, y acaba en la cabeza.

Y con sus dos refuerzos o “cacholas”, aguanta los embates de las olas.

Se engasta en la cabeza con fruición, la “cruceta”, o la caña del timón; más la cruceta, en todos los confines, “no pita” sin llevar sus dos “guardines”.

Los “varones” son siempre fiadores, recuérdelo quien tenga acreedores.

La madre lleva muchos… ¿Te fijaste?, y las hembras van siempre en el “codaste”.

“Borda” es la parte alta del costado, que cubre la “regala” en todo el lado, y “falca” es una tabla no muy gorda, que va de proa a popa por la borda.

Los “palmejares” van sobre cuadernas, y son tablas delgadas y muy tiernas, donde apoya el alumno los talones.

Hay otro muy delgado y sencillo, es defensa del bote: el “verduguillo”.

En los botes hay filas de “bancadas”, y así las gentes pueden ir sentadas; más con el peso sufren (soy testigo), que siempre las sostienen un pie de amigo.

 Las bancadas reposan suavemente, sobre unas vigas que hacen de “durmientes”.

La “cámara” está a popa y tiene asientos, donde los oficiales van contentos.

Está de la “chupeta” separada, por el “escudo”, tabla muy delgada. Y siempre irá de pie el patrón barbudo, en su chupeta y tras el escudo.

El “espejo”, señores… ¡Vaya motes! es el frente de popa de los botes.

¿Plataforma y a proa? Muy sencillo, sólo puede tratarse del “castillo”.

Se alegran ¡cómo no! los corazones cuando manda el patrón “cruza guiones”, y los remos descansan sin estorbos en el hueco llamado “guardapolvos”.

Tanto si el bote es bueno, corno malo, a la “carlinga” va la “coz” del palo; y se aguanta muy bien, porque se mete entre las “galeotas” y “molletes”.

Mucho habrán de sudar los aspirantes, “bogando” en La Carraca y con levante.

Aunque puedas bogar de mil maneras, mete tu remo por la chumacera; y “estrobo” te hará falta, y muy fuertote, si “escálamo” o tolete tiene el bote; pero cuando es de lujo… ¡Oh maravilla! el remo Lo introduces en la “horquilla”.

Junto a la chumacera en los botes van verticales los “escalamotes”, debajo hay un listón que todavía “cairel” se llama en Andalucía.

La tabla de listón entrelazado, la vamos a llamar “enjaretado”.

Es preciso también hacer mención, de un tonel que se llama “cigarrón”.

Cuando el bote se inunda… ¡Que dolor! has de echar mano del “achicador”, si no basta y emplea el “lampazo”, es seguro, tendrá un exitazo.

Los botes se construyen, bien o mal, a tapa “tingladillo” diagonal.

 

Y eso es todo amigos, espero que la hayáis encontrado interesante y educativo.

Hasta la vista

A %d blogueros les gusta esto:

Al seguir navegando en este sitio, aceptas el uso de cookies. Má Información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para brindarle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o si hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar