LOS PECES PELIGROSOS  | CON ESPINAS PELIGROSAS

Los cabrachos tienen un aparato venenoso relacionado, principalmente, con los primeros radios espinosos de las aletas dorsal y anal. Estos peces viven  en aguas profundas y pueden resultar peligrosos para los submarinistas, ya que seguros de sus defensas, se dejan casi coger con la mano.

Lo más aconsejable para manejarlos es aprender a cogerlos por los flancos, y no tocarlos aún muertos. 

Tras la picadura, el dolor es inmediato y violento; y si ha tenido lugar en la mano, alcanza el antebrazo a los 15 minutos y va aumentando la intensidad durante varias horas, para luego cesar lentamente. 

 

Fuente: “Peces Marinos de Asturias”

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad