Don José Sordo, más conocido como Pepe Sordo, nació en el barrio del Cueto en 1885, estudió medicina en Santiago de Compostela y de regreso a Llanes organizó su propio laboratorio e instaló los primeros rayos X que conoció Llanes. Sus grandes méritos le comprometieron en cargos importantes, como director del Laboratorio Municipal, presidente de la junta local de Sanidad, vocal comarcal del Colegio de Médicos, forense interino y Médico de la Cofradía de Pescadores de Llanes. 

Su meritoria y abnegada dedicación fue reconocida por los llaniscos y así se colocó una placa en la que fue su casa y se dió su nombre a una plaza.

Sirva este recuerdo como otro homenaje a aquel médico colmado de humanismo, amigo de todos, que nunca cayó en las lamentables diferencias sociales y que tanto se desvivió por los marineros.

 

Fuente, “El Oriente de Asturias”

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad