¿SABÉIS CUÁL FUE LA PRIMERA SASTRERÍA DE LLANES?

por

En Llanes, existieron sastrerías de primer orden, traemos hoy la que podría haber sido la primera: la “Moderna Sastrería Sobrado”. Fundada en 1838, según recogía su publicidad, estaba sita en el número uno de la Plaza Mayor, después Parres Sobrino, donde hoy se encuentra “Aramburu”. 

Este negocio, que se distinguía por su  buena pañería y que se anunciaba: “Para que puedan llevarse trajes y abrigos los que regresan a México”, competía con las sastrerías de las mejores capitales y presumía de recibir mensualmente figurines de Nueva York.

Se desconoce quienes fueron los titulares de la primera sastrería Sobrado, pero si sabemos que José Rodríguez Sobrado, seguramente descendiente de aquellos, continúo con dicho negocio en el bonito edificio de dos plantas, también destinado a vivienda.

Escribió Cayetano Rubín de Celis que esa casa fue incendiada por los franceses y que José Rodríguez Sobrado rehabilitó, en los años 60 del siglo XIX, el edificio que conocemos en la actualidad. También, recogen otros autores que el Sr. Rodríguez Sobrado había llegado a la villa en 1848, procedente de Avilés, para vender calderos de cobre.

El Sr. Rodríguez Sobrado contrajo matrimonio con Josefina Pérez Pérez y tuvieron cinco hijos: Eduardo, Ángel, Luciano, Purificación y Angelina.

Su actividad no se limitó a sastrería, ya que vendía todo tipo de textiles, que incluían mantones, pañuelos de seda, velos, puntillas, pasamanería, además de velas y productos de ferretería.

A principios del siglo XX, se incorporó a esa razón social, que giraba bajo el nombre comercial de “Hijo Sucesor de Sobrado”, Modesto Estefanía Hurtado, el cual había nacido en Medina de Rioseco, Valladolid, y era persona muy trabajadora y de grandes iniciativas. 

El Sr. Estefanía logró que prosperara este establecimiento, uno de los más populares y acreditados del Llanes de aquel tiempo, en el que se pasó a vender prácticamente de todo.

Contrajo matrimonio con la hija del dueño Angelina Rodríguez Pérez,  de cuyo matrimonio, según “El Oriente de Asturias”, nacieron cinco hijos: Josefina, Modesto, Eduardo, Ángel y Rosita.

Modesto falleció el 21 de julio de 1934 y en su necrológica publicada por “El Oriente de Asturias” se recogía: “ Vivió rodeado del aprecio de todos, de la amistad de Llanes entero. Y ha muerto también rodeado del cariño de todos y del dolor del pueblo de Llanes”.

Le sucedieron sus hijos Eduardo y Rosita y su esposa Doña Angelina, que estuvo tras el mostrador hasta edad muy avanzada.

Fue lugar de interesantes tertulias, como en la que participaban, entre otros, Fernando Toriello, Tano Rubín, Emilio y Manolo Sobrino, José Luis Mijares y Plácido Pedregal.

Fuente  “El Oriente de Asturias” y Museo del Pueblo de Asturias

Imágenes, “El Oriente de Asturias” y Valentín Orejas

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

0 comentarios

Deja un comentario

  • Regulación flexible y seguridad en las procesiones: un vistazo a las ordenanzas de Llanes de 1877
    De las Ordenanzas de la Villa y Término Municipal de Llanes de junio de 1877, cuyo fin era que a todos fueran útiles y en las que destacaba su interés por ser un tanto flexibles, ya que pretendían que las prohibiciones no fueran muy extensas para evitar que, a cada […]
  • EL BATEL
    -F: ¡Hola, compañeros!… ¿Qué pasó? -C: Por aquí ya ves, nada nuevo, y tú… ¿Qué te traes? -F: Pues nada de particular, aunque en honor a la verdad, ayer estuve en San Vicente, y vine con un poquitín de mal sabor de boca, y cierta envidia, al ver lo burros que fuimos por […]
  • LA CASA ROJA | LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR
    Si hay un lugar en el Oriente de Asturias que fue transformado por los indianos llenándolo de villas y palacetes, repletos de poderosas torres, monumentales fachadas, cúpulas de ensueño y exóticos y exuberantes jardines con sus indispensables palmeras, magnolias y buganvilias, fue Colombres. Y entre aquellos emigrantes de la capital […]
  • AÑO 2012, LOS ESTANQUES DEL PASEO
    BUCEANDO EN “EL ORIENTE DE ASTURIAS” Desde que se remodeló el Parque de Posada Herrera, convirtiéndolo en un espacio funcional, una suerte de plaza, lo he atravesado en contadas ocasiones. La razón, como se pueden imaginar, es sentimental. Me produce nostalgia los cambios en la fisonomía del lugar, al que […]

  • All
  • "Entre las Olas del Olvido: Comercios y Lugares que la marea del cambio se llevó"
  • "LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR"
  • Por: Maiche Perela

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad