En esta fotografía, sentado sobre el guardacalor, está otra de las figuras insustituibles del puerto, Francisco José Meré González, al que todos llamábamos “Tío Pepe”. Siempre tenía palabras amables para todos y conversaciones amenas, que la mayoría de las veces versaban sobre la mar, y eso que, a pesar de ser experto conocedor de sus secretos, no sabía nadar. Adoraba su lancha que, en memoria de su madre, la llamó “Beatriz”.

Imagen, Archivo Fernando Suárez Cué

 

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

0 comentarios

Deja un comentario

  • All
  • Por: Maiche Perela

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad