VILLA FLORA | LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR

por

Manuel García García, que junto a sus hermanos Juan y Nicolás habían hecho un gran patrimonio dedicándose a la industria del algodón en San Juan Bautista Amatlán, Puebla, México, compró en  junio de 1907 a Juan Ramón de la Vega Celayeta, por 35.000 pesetas, un terreno en la calle Pidal de Llanes.

En el mes de septiembre de aquel año, comenzó la construcción en esa finca de una mansión de estilo modernista, de planta rectangular, dividida en tres cuerpos, entresuelo, dos pisos y tres remates abuhardillados. 

Destacando, al inicio de la escalera principal, dos leones tumbados y en la fachada sur, una amplia galería de madera sostenida por columnas, siendo del mismo material los balcones de las fachadas sur y norte. Además, luce, pintada en su fachada, los característicos motivos florales sobre tonos rosáceos.

En el mes de abril de 1909 se terminó la casa, la cual, en honor de la esposa de Manuel García, Flora Valadíe, se llamó Villa Flora.

“El Oriente de Asturias”, con motivo del fin de la construcción, recogía: “El apreciable llanisco y rico indiano don Manuel García García, trasladará en breve su residencia de la calle Nemesio Sobrino a la de Pidal, en esta Villa. Inaugurará con tal motivo el hermoso chalet, cuya bella posesión  en la que cuenta con toda clase de comodidades, lleva por nombre “Villa Flora”. En él se exterioriza el gusto de las modernas construcciones a la vista del público desde la inmediata carretera y calle citada, y en su interior, según nos consta, se observan los adornos y pinturas que con delicado gusto trazó la inteligencia y prodigiosa mano del reputado artista don José María Enríquez”.

Me faltó tiempo para enterarme de quién había sido José María Enríquez Dávila y averigüé que fue un pintor decorador nacido en Granada en 1866 y fallecido en Luarca en 1926, que en agosto de 1908 se estableció en Llanes, donde ofertaba una amplísima gama de decoraciones de todos los estilos, además de  retratos al carbón,  marinas y paisajes.

En la actualidad, “Villa Flora” o “La Casa de los Leones”, nombre por el que también es conocida, se encuentra impecablemente rehabilitada.

Desde el año 2002, y hasta hace poco, exhibía en su jardín una impresionante estatua de Dalí dedicada a San Juan Bautista.

Fuente,  “El Oriente de Asturias” y “Sur de la villa de Llanes”

Imagen, Valentín Orejas

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

0 comentarios

Deja un comentario

  • EL BATEL
    -F: ¡Hola, compañeros!… ¿Qué pasó? -C: Por aquí ya ves, nada nuevo, y tú… ¿Qué te traes? -F: Pues nada de particular, aunque en honor a la verdad, ayer estuve en San Vicente, y vine con un poquitín de mal sabor de boca, y cierta envidia, al ver lo burros que fuimos por […]
  • LA CASA ROJA | LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR
    Si hay un lugar en el Oriente de Asturias que fue transformado por los indianos llenándolo de villas y palacetes, repletos de poderosas torres, monumentales fachadas, cúpulas de ensueño y exóticos y exuberantes jardines con sus indispensables palmeras, magnolias y buganvilias, fue Colombres. Y entre aquellos emigrantes de la capital […]
  • AÑO 2012, LOS ESTANQUES DEL PASEO
    BUCEANDO EN “EL ORIENTE DE ASTURIAS” Desde que se remodeló el Parque de Posada Herrera, convirtiéndolo en un espacio funcional, una suerte de plaza, lo he atravesado en contadas ocasiones. La razón, como se pueden imaginar, es sentimental. Me produce nostalgia los cambios en la fisonomía del lugar, al que […]
  • ¿SABÉIS CUÁL FUE LA PRIMERA SASTRERÍA DE LLANES?
    En Llanes, existieron sastrerías de primer orden, traemos hoy la que podría haber sido la primera: la “Moderna Sastrería Sobrado”. Fundada en 1838, según recogía su publicidad, estaba sita en el número uno de la Plaza Mayor, después Parres Sobrino, donde hoy se encuentra “Aramburu”.  Este negocio, que se distinguía […]

  • All
  • "Entre las Olas del Olvido: Comercios y Lugares que la marea del cambio se llevó"
  • "LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR"
  • Por: Maiche Perela

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad