El 25 de octubre de 1969, el decano de la prensa asturiana recogía: “De nuevo el puerto llanisco es actualidad. Nuevas obras van a realizarse en él, en orden a su adecentamiento. En  fecha inmediata se iniciaran los trabajos que han de comenzar por la demolición del antiestético barracón conocido popularmente por “casa del criminal”, sito al comienzo de la barra. Posteriormente se procederá a la voladura de los enormes bloques que hay diseminados  a la entrada de la misma barra, a cuyo efecto ya se han numerado aquellos que serán volados. Con ello se adecentará la barra y se hará más agradable el paseo hasta la punta. Existe, finalmente, otro proyecto ambicioso y, a la vez, creemos  que perfectamente factible: se trata de la construcción de una rampa de escaso desnivel que partiendo desde las inmediaciones del anteriormente citado edificio a demoler vaya descendiendo hasta las cercanías de la playa del Sablín. Esta rampa facilitará la extracción de arenas de esta playa, al poder bajar hasta la misma los camiones encargados de trasportarla, con lo que además de ahorrarse jornales, se evitará que esas arenas entren hasta el puerto, cegándolo”

Imagen, archivo de Fernando Suárez Cué

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad