DESAGRAVIANDO A “LA TIJERINA” | AÑO 1908

por

BUCEANDO EN “EL ORIENTE DE ASTURIAS” AÑO 1908

“Tiene la Tijerina, tan íntimamente relacionada con la humanitaria Sociedad de Salvamento de Náufragos, algo de imprescindible y  sugestivo para los socios de esta, que son asiduos concurrentes; pero también un no sabemos qué de repulsiva odiosidad para quienes no conocen la índole de tales reuniones y, dejándose llevar por el olor de la  palabra tijerina, la denigran y desprecian.

Nosotros, que por razones del cargo y de nuestras constantes ocupaciones, nos vemos privados de respirar durante algunas horas del día el salutífero oxígeno de que esta impregnada aquella vivificante atmósfera, dotada de una temperatura envidiable, hemos tomado parte en dichas reuniones pocas veces, y nunca hemos visto allí nada que las haga dignas de la excreción y censuras con que una parte del público las obsequia.

Al contrario, El Oriente invocó el auxilio de todas las entidades y fuerzas vivas de Llanes en la campaña que ha seguido para que se llevasen a adelante las obras del puerto, siendo la Tijerina la única que se encargó de dar forma al pensamiento y, patrocinándole, lo llevó a feliz término.

La Tijerina es el más eficaz auxiliar de la Sociedad de Salvamento de Náufragos que, sin el concurso decidido de la primera, acaso no existiría ya, aquí donde las instituciones benéficas solían ser flor de un día.

Es verdad que allí se va, por lo común, a perder el tiempo; pero no se pierde tanto como en el Casino, el café y la taberna; pero sépase que en la famosa caseta no se conocen el juego ni las bebidas; el humo del cigarro y el vaho de los líquidos espirituosos no atacan los pulmones, ni las palabras que allí se oyen son de la índole que distingue a las empleadas en otras reuniones, donde los fines que se persiguen y los medios empleados a fin de pasar el tiempo agradablemente aquellos que, después de haberse conquistado una posición social, sacrificando en el extranjero generalmente lo mejor su existencia, tienen perfectísimo derecho a disfrutar los honores de una jubilación bien merecida”.

Imágenes, Valentín Orejas y Archivo Fernando Suárez Cue

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

0 comentarios

Deja un comentario

  • CHALÉ LAMADRID | LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR
    En la calle Pidal, por encargo de Tomás Rodríguez Lamadrid y bajo la dirección del maestro de obras Juan Sordo Mijares, se comenzó a construir en septiembre de 1896 un gran edificio de estilo ecléctico, de tres cuerpos con escalinata a la entrada, vistosa galería en su fachada trasera y […]
  • CASA ROZAS
    A un local de la calle Mercaderes, donde en su día estuvo la sastrería Girigert Solovera, trasladó su barbería Francisco Rozas Ramírez, natural de San Vicente de la Barquera, casado con Virtudes García Junco, de Pancar, que había venido a Llanes a principios del siglo XX para abrir una peluquería […]
  • EULOGIO CUE INÉS,  LOGIO “EL CHULU” (Llanes, 1916-1995)
    Eulogio Cue Inés, Logio, que era hijo de Ildefonso Cue Sordo y María Inés García, nació el 1 de mayo de 1916 en el seno de una familia de pescadores del barrio llanisco de Cimadevilla. Empezó muy joven a salir a la mar a bordo de la embarcación “La Troya”. […]
  • EL HOTEL “LA VICTORIA” Y OTROS ESTABLECIMIENTOS DE LA FAMILIA  MARTÍNEZ MORÁN
    En la calle Nemesio Sobrino, junto a la acreditada “Tienda Nieva”, se encontraba el Hotel “La Victoria”, modélico en su género y famoso en toda la zona oriental. Lo habían fundado Juan Martínez y su esposa Francisca Morán. De doña Quica, como era conocida, se dijo que fue la mejor […]

  • All
  • "Entre las Olas del Olvido: Comercios y Lugares que la marea del cambio se llevó"
  • "LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR"
  • Por: Maiche Perela

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad