En el siglo VIII apareció en el latín vulgar, la palabra “rocca”, posiblemente de origen célrico, y dio como “rocca” en español, “roche” en francés y “rock” en inglés.

Ahora bien, en inglés, “rock”, significa “mecer”, moverse en vaivén de un lugar a otro, por lo tanto “rock and roll” quiere decir “mover y rodar”, que es la manera de moverse de los jóvenes al compás de este ritmo musical, donde el referido balanceo dió origen a las connotaciones sensuales de los primeros bailes de rock.

Pero… ¿Sabíais la otra y verdadera historia de estas palabras?

Pues veréis, aunque los ingleses aprendieron a navegar en libros españoles y no dominaron enteramente los mares hasta finales del siglo XVIII, los términos «rock” y “roll”, son en su origen dos términos náuticos, que fueron usados por los marineros ingleses durante siglos, y que  podemos encontrarlos si nos remontamos en la literatura inglesa hacia el siglo XVII, aunque eso sí, siempre referida a botes, lanchas y barcos, ya que  se refieren a «rock», como el movimiento del barco de proa a popa (“cabeceo” o “arfeo”), y a «roll», como el movimiento de estribor a babor (“balanceo” o “contoneo”). 

Posteriormente, el término se coló en el Siglo XIX en la música espiritual negra, ya con un matiz netamente religioso, pero eso ya es otra historia.

Buena Mar y hasta la vista amigos.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad