EMILIO POLA, UN POETA CUYOS VERSOS SALTAN DESDE TORÓ AL CUERA

por

En esta ocasión, traigo unas pinceladas sobre uno de nuestros poetas más sugerentes, interesantes y alegres: Emilio Pola Cuesta.

Este llanisco hasta la médula, además de poeta, era filólogo y erudito local. Nació en Llanes el 20 de octubre de 1915, pasó su infancia entre nuestra villa y Luarca, donde su padre ostentó el cargo de director del Banco Herrero, y después de una corta temporada en Oviedo, regresó definitivamente a  Llanes. 

En 1936, fue premiado su poema “La Palabra del Bosque” en un concurso nacional que organizaba la revista “Blanco Y Negro. Cinco años más tarde se casó, en Poo, con Beatriz Alonso, y se incorporó  como funcionario en el Ayuntamiento, actividad  que completaba con la enseñanza en el colegio de la Encarnación y colaboraciones en “El Oriente de Asturias”.

Quienes le conocieron, yo no le recuerdo, ya que murió en  abril de 1967, dicen que era bueno, sencillo, afable, sobrio, discreto y poco amigo de hablar de si mismo.

A través de las recopilaciones de su obra, tanto en prosa como en verso, sobre todo de la última, “Emilio Pola…y su tiempo”, editada por el decano de la prensa asturiana, se revela que contribuyó al conocimiento de Llanes,  sus gentes,  su historia,  su paisaje,  su lengua,  su folclore y su gracia, y se percibe que en su horizonte poético estaba Juan Ramón Jiménez, pero también Antonio Machado y Federico García Lorca.

Sus versos, que dialogan con el aire, los arboles, las olas, los astros y saltan desde Toró a la sierra del Cuera, desde la arena a las estrellas, trasmiten sus sueños y llevan a mirar la Naturaleza con más entusiasmo. 

En su humildad escribió: “Yo nací para no dejar por el sendero / ni una sombra azul de mi pisada”. Pero se equivocó, de su paso quedó una profunda huella, como lo atestiguan sus versos que cantan con “su voz llanisca” a lo que amaba y comprendía.

Entre ellos, y les aseguro que no me ha sido fácil, elijo el que dedicó a uno de nuestros barrios más marinero y emblemático: San Antón. 

“A todo el mundo le gusta

el barrio de San Antón,

nuestro Paseo de Oriente

enfrente del espigón.

 

Si vas a La Tijerina

ves el fondo pintoresco

de un alegre caserío

con jardincillos y huertos.

 

¡Ay, que ricos los pescados! 

¡Ay, que sazonada pesca

sube al tirón de la caña

al borde de aquellas peñas!

 

Caminando más allá

te encontrarás con el Faro

que está de pies a cabeza

todo vestido de blanco.

 

Mirador de planta baja,

aires salobres respira

el tendedero de redes

que bello horizonte brinda.

 

Calle de los tamarindos,

abierta al mar y a la aurora

con sus chalets.¡Puerto Chico

donde hace encaje la ola!

 

Ya no hay el mástil semáforo

ni el bramido del bufón

ni la ermita de aquel santo

que tenía al lado un chon.

 

Mas yo siempre cantaré

al barrio de San Antón,

nuestro Paseo de Oriente

enfrente del espigón.”

Fuente, “El Oriente de Asturias”

Imágenes, Valentín Orejas y “El Oriente de Asturias”

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

0 comentarios

Deja un comentario

  • EL SALERO
    El restaurante Sidrería Salero, sito en el Barrio de Pescadores, a un paso de la mar, fue una referencia en la hostelería llanisca. Contaba con un buen menú y también con una cuidada carta de comida tradicional, en la que destacaban los calamares en su tinta, los huevos con tortos […]
  • LA RULA
    Rolar: Del latín “rotulāre”: Dar vueltas en círculo. Lonja: Del francés “loge”. Genéricamente “edificio en el que se juntan mercaderes para subastas”, pero en nuestro caso, “abrigo de pesqueros para el mal tiempo y un excelente punto de venta para el pescado y marisco”.  Tradicionalmente la venta del pescado se hacía partiendo de un […]
  • LA CASA DE AMELIA  | LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR
    A dos kilómetros de Llanes, en Poo, lindando con la carretera del Estado y con un sendero que lleva directo a la playa de ese pueblo, edificó, en el año 1877, Egidio Gavito de la Fuente, emigrante de México, una  sobria casa que está más influenciada por la arquitectura regionalista […]
  • Un faro
    Tertulia “Casa del Mar” (Cote, Tiquiqno, Paco y Ramón) Un faro -T: ¡Home manín!… ¿Pegaronsete las sábanas? T’abamos esperándote, así que tomate un pichín de merluza, que por cierto está recién hecha, y vamos para La Barra, a ver qué semblante tiene “la novia”, ya que pensamos el ir a […]

  • All
  • "Entre las Olas del Olvido: Comercios y Lugares que la marea del cambio se llevó"
  • "LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR"
  • Por: Maiche Perela

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad