Todas las fábricas de conservas de Llanes tuvieron relevancia económica en la villa. Llegando a ser de las más ponderables  “La Llanisca”, propiedad de Conde y Teresa, ubicada en un principio en las inmediaciones de la antigua barra, muy próxima al Fuerte, donde un día un temporal de mar arrasó sus instalaciones. Después, construyeron una nueva factoría en el puerto interior, encima del muelle, en el lugar en que hoy está el Hotel “Las Rocas”.

También, desde la calle Marqués de Arguelles, donde estaba ubicada su fábrica, contribuyó al auge de la industria conservera Francisco García Llerandi.

Si bien, lo que resulta muy curioso y llamativo es que procedentes de Sicilia, más concretamente de la localidad de Trapani, los hermanos Alfonso y Pio Cimino, instalaran una industria de conservas en la Moría y más tarde entre la calle Marqués de Arguelles y San Antón, que abastecía principalmente al mercado italiano y griego.

Imagen, Valentín Orejas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad