Antes de la sirena, había en la rula vieja una campana. La misma se oía desde cualquier lugar de Llanes, su sonido era inconfundible y por ella se sabía cuando se subastaba la pesca y de que especie se trataba: sardina, bocarte, bonito..

Cuentan que la campana procedía del trasatlántico “Cristóbal Colón” y que posiblemente la había traído un indiano.

Uno de los campaneros fue Gabino Bustinza, “Ligareña”, que tenía mucha destreza y a quien no le gustaba nada que le sustituyeran en la noble labor de tocarla.

Imagen, Valentín Orejas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad