LA JAVARIEGA | LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR

por

“La Javariega”, que debe su nombre a la finca donde se enclavó, pues se trataba de un huerto donde se plantaban “jabas”, fue construida por el indiano de Cuba Manuel Hartasánchez Gutiérrez en su Poo natal.

El acaudalado indiano eligió como arquitecto para esta casa de verano a Manuel del Busto Delgado, que ya despuntaba por su talento e inspiración y que llegó a ser una de las máximas figuras de la arquitectura asturiana de principios del siglo XX.

Del Busto, hijo de un indiano asturiano en Cuba, nació en Pinar del Río en 1874, estudió arquitectura en Madrid y tras graduarse regresó a Asturias. 

El banco Herrero de Oviedo, el Centro Asturiano de la Habana y Villa Excélsior, están entre su importante y prolífica obra, la mayoría extendida por todos los rincones del Principado, donde pasó la mayor parte de su fecunda vida.

“La Javariega”, hermosa y original, es del más puro estilo modernista. Y al contrario de otras construcciones indianas, lo que destaca no es la torre, sino su planta asimétrica, llamando la atención la gran escalera de piedra, bajo un porche, sobre el que hay una terraza. También, resaltan las iniciales de Manuel Harsánchez, que parecen dominar la entrada.

Asimismo, siendo lo habitual que los arquitectos de entonces plantearan una obra completa, en la que se diseñaba hasta el más mínimo detalle, Manuel Del Busto también se ocupó de los muebles, por supuesto a medida y para espacios concretos, y de las vajillas y cuberterías, con inspiración en los modelos que proporcionaba la naturaleza, mina inagotable de recursos estéticos.

No fue la casa de Hartasánchez la única obra de Manuel del Busto en Poo, pues al mismo tiempo diseñó el pedestal sobre el cual se alzó la escultura que Sebastián Miranda realizó de Egidio Gavito Bustamante.

“La Javariega” fue sede original de FAPAS (Fondo para la Protección de los Animales Salvajes) cuyo fundador fue Roberto Hartasánchez.

Imágenes, Valentín Orejas

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

0 comentarios

Deja un comentario

  • EL SALERO
    El restaurante Sidrería Salero, sito en el Barrio de Pescadores, a un paso de la mar, fue una referencia en la hostelería llanisca. Contaba con un buen menú y también con una cuidada carta de comida tradicional, en la que destacaban los calamares en su tinta, los huevos con tortos […]
  • LA RULA
    Rolar: Del latín “rotulāre”: Dar vueltas en círculo. Lonja: Del francés “loge”. Genéricamente “edificio en el que se juntan mercaderes para subastas”, pero en nuestro caso, “abrigo de pesqueros para el mal tiempo y un excelente punto de venta para el pescado y marisco”.  Tradicionalmente la venta del pescado se hacía partiendo de un […]
  • LA CASA DE AMELIA  | LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR
    A dos kilómetros de Llanes, en Poo, lindando con la carretera del Estado y con un sendero que lleva directo a la playa de ese pueblo, edificó, en el año 1877, Egidio Gavito de la Fuente, emigrante de México, una  sobria casa que está más influenciada por la arquitectura regionalista […]
  • Un faro
    Tertulia “Casa del Mar” (Cote, Tiquiqno, Paco y Ramón) Un faro -T: ¡Home manín!… ¿Pegaronsete las sábanas? T’abamos esperándote, así que tomate un pichín de merluza, que por cierto está recién hecha, y vamos para La Barra, a ver qué semblante tiene “la novia”, ya que pensamos el ir a […]

  • All
  • "Entre las Olas del Olvido: Comercios y Lugares que la marea del cambio se llevó"
  • "LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR"
  • Por: Maiche Perela

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad