LA PESCA DEL BONITO

por

Contaba Luis Fernández Trespalacios en “El Oriente de Asturias” que la costera del bonito se esperaba con mucha ilusión por la marinería.

Y añade que para dicha pesca se utilizaban dos varas de eucalipto de dimensiones un poco menores que la eslora de la lancha, una por la banda de babor y otra por la banda de estribor.

El señuelo que se ponía en el anzuelo era de hoja de maíz, peinada con alfileres para que quedara más suave y simulara mejor la forma del pez.

También, cuenta que el primer bonito que entraba a bordo era destinado a la marmita, que se cocinaba en un bidón con hornillo y un hueco por donde entraba el aire para la combustión.

 

 

Evolución de las caceas para el bonito

De maíz

De plástico

Y las actuales, simulando peces de llamativos colores

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

1 Comentario

  1. Fernando Suárez Cué

    Cierto todo lo que tan bien has contado apreciada Perela, hasta tal punto que me ha hecho recordar el ver algunas de aquellas varas de eucalipto, fondeadas sobre las arenas del «Riveru», y amarradas a los muelles, para que la Mar al subir las cubriera y las fuera «curando». Acostumbraban a ponerlas, o posiblemente el lugar en donde mas veces las vi, era bajo el muelle entre la Rula y la «Gran Señora» (la Compuerta). Un saludo amigos

    Responder

Deja un comentario

  • Regulación flexible y seguridad en las procesiones: un vistazo a las ordenanzas de Llanes de 1877
    De las Ordenanzas de la Villa y Término Municipal de Llanes de junio de 1877, cuyo fin era que a todos fueran útiles y en las que destacaba su interés por ser un tanto flexibles, ya que pretendían que las prohibiciones no fueran muy extensas para evitar que, a cada […]
  • EL BATEL
    -F: ¡Hola, compañeros!… ¿Qué pasó? -C: Por aquí ya ves, nada nuevo, y tú… ¿Qué te traes? -F: Pues nada de particular, aunque en honor a la verdad, ayer estuve en San Vicente, y vine con un poquitín de mal sabor de boca, y cierta envidia, al ver lo burros que fuimos por […]
  • LA CASA ROJA | LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR
    Si hay un lugar en el Oriente de Asturias que fue transformado por los indianos llenándolo de villas y palacetes, repletos de poderosas torres, monumentales fachadas, cúpulas de ensueño y exóticos y exuberantes jardines con sus indispensables palmeras, magnolias y buganvilias, fue Colombres. Y entre aquellos emigrantes de la capital […]
  • AÑO 2012, LOS ESTANQUES DEL PASEO
    BUCEANDO EN “EL ORIENTE DE ASTURIAS” Desde que se remodeló el Parque de Posada Herrera, convirtiéndolo en un espacio funcional, una suerte de plaza, lo he atravesado en contadas ocasiones. La razón, como se pueden imaginar, es sentimental. Me produce nostalgia los cambios en la fisonomía del lugar, al que […]

  • All
  • "Entre las Olas del Olvido: Comercios y Lugares que la marea del cambio se llevó"
  • "LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR"
  • Por: Maiche Perela

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad