LA PRIMERA ACTUACIÓN DE LA SOCIEDAD DE SALVAMENTO DE NÁUFRAGOS

por

El 16 de noviembre de 1887, tuvo lugar la primera actuación de la Sociedad de Salvamento de Náufragos, por entonces una caseta que no contaba con nada más que un cañón lanzacabos, unas cuerdas y una boya.

Pero esa falta de instrumental la suplía con creces el entusiasmo de su recién nombrada Junta Directiva, presidida por Francisco García Ruenes, el cual se había pasado la vida en lucha contra la mar.

Durante aquella mañana de olas imponentes, circulaba por la Villa la noticia de que cinco lanchas vizcaínas estaban en peligro y pretendían llegar al puerto, razón por la cual todo Llanes se precipitó a San Antón y al Faro.

A la orden de Don Francisco se lanzó un cabo de San Antón a la Punta del Caballo, colocando en aquella banda unos hombres para cambiar, según conviniera, el cabo de este a oeste.

Además, salió a la Barra la lancha ““Magdalena” con los mejores remeros, logrando que al mediodía, entre remolinos de espuma, entrara la primera embarcación, aguardando otras tres frente a la Medía Luna.

A la quinta le fue más difícil, ya que un golpe de mar le arrancó el timón, y justamente cuando iba a estrellarse contra las rocas, el patrón, hombre experto y valeroso, agarró un remo y lo encajó en el tolete de proa, al tiempo que gritaba a sus hombres: ¡Adelante, adelante!. Y ellos remaron con todas sus fuerzas y cabalgando sobre una ola gigante consiguieron llegar a Entremuelles.

Cuando todo parecía acabado con bien, una sexta lancha se presentó a la vista, era imposible que entrara, no tuvo más remedio que optar por alejarse y esperar a la mañana siguiente. Y así, tras montar vigilancia, aquella última embarcación, con su tripulación extenuada, también logró salvarse.

Y don Francisco, que no se había acostado en toda la noche, se acercó a Entremuelles para prestar un último servicio, que no era otro que entregar al  patrón una botella de ron.

Después, ambos se fundieron en un sentido abrazo.

 

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

Fuente: Textos de “El Oriente de Asturias”

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

0 comentarios

Deja un comentario

  • SASTRERÍA GIRIBERT SOLOVERA
    En el local que ocupa Casa Rozas, estuvo ubicada una acreditada sastrería, que dirigía un catalán Mariano Giribert Solovera. Allí, se podían adquirir trajes para caballero a 150 pesetas, corbatas a 1,25 pesetas y camisas de popelín, con dos cuellos, calidad extra, a 10 pesetas, todo expuesto en un cuidado […]
  • FACHA Y CAPA
    Es la  acción de “ponerse al pairo” o “pairear”, cuando partiendo de esa idea, nos encontramos con otras dos terminologías, que son bases para discusión, ya que parece que no se ponen de acuerdo ciertos especialistas, pues defienden que son toda la misma acción. Estas dos acepciones son “facha” y […]
  • ¿SABÉIS QUIÉN FUE EL AUTOR DE “LA XOYIQUINA”?
    Le debemos a Juan Martínez Abades, además de la pintura “El Sablín”, de 1913, con la ilustramos estas líneas, una preciosa canción dedicada a Llanes: “La Xoyiquina”. Este pintor y músico, que había nacido en Gijón en 1862, Medalla de Oro de Bellas Artes e ilustrador de la revista Blanco […]
  • EL CASINO | LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR
    El Casino de Llanes, que se emplazó en un lugar céntrico de la Villa, ocupando un solar donde había estado sito un polémico mercado cubierto de hierro y cristal, se promovió por la Sociedad Casino de Llanes en 1910  y se inauguró dos años más tarde. Fue una obra de […]

  • All
  • "Entre las Olas del Olvido: Comercios y Lugares que la marea del cambio se llevó"
  • "LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR"
  • Por: Maiche Perela

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad