LA VILLA, UNA SUERTE DE CAMELOT

por

Entre 1618 y 1677, una vez más, Fernando y Pedro Duque de Estada, I y II Condes de la Vega del Sella, pleitean con el Ayuntamiento a causa de la merced regia familiar ( Enrique IV, 1461) de “castellano perpetuo del castillo y fortaleza de Llanes”, con salario de 12.000 maravedís anuales.

A causa de aquel largo proceso, que se renovará en el siglo XVIII, se realizan en 1627, aunque se manejan también otras fechas como 1620 y 1624, dos planos de la villa. Así, “los informes periciales” que presentaron las partes en aquel  litigio, cada uno, como ocurre ahora, respaldando su alegación, constituyen las representaciones cartográficas más antiguas de Llanes.

Uno es rectangular con colores y el  otro, redondo, denominado “Plano de la Villa de Llanes y sus fortificaciones”. 

Las autorías de dichos planos son confusas, hasta hace poco se atribuía el redondo a un foráneo, el  Sargento Mayor Francisco Moreno de Aranda, y el rectangular se consideraba anónimo; en la actualidad la edición digital del Archivo General de Simancas recoge lo contrario.

Pero lo que yo quería contar es que en el redondo la Villa se asemeja a la legendaria Camelot, con sus murallas redondeadas y cuatro puertas, la del mar, que es la de San Nicolás, la de la Moría, frente al sable de Estacones, la del muelle, conocida como  del Llagar y la puerta de la villa, con la entrada al torreón, designada como postigo de la torre.

No deja de sorprender que la Casa del Rey, a pesar de ser poco más que un chamizo, se represente majestuosa, al igual que los cañones del Campo de la Rede.  Asimismo, resulta exagerada la pequeña capilla de San Pedro de la mar.

Se levantarían más planos, pero tendrían que transcurrir muchos años, desde aquellas primeras cartografías, hasta que Llanes dispusiera de un preciso plano de población. 

Pero eso es otra historia.

Fuente, “Sur de la Villa de Llanes”.

 

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • UNA TRAIDORA E INESPERADA OLA | AÑO 1990
    BUCEANDO EN “EL ORIENTE DE ASTURIAS” AÑO 1990 “Los fuertes temporales de mar de estos días, serán inolvidables  para el bueno de Tomás Amieva Goti, “Tomás el de la Marina”, que cuando se hallaba enfrascado en el rodaje de una película en vídeo sobre el temporal, una inoportuna  e inesperada […]
  • UNA GRAN LABOR DE TISTO | AÑO 2002
    BUCEANDO EN “EL ORIENTE DE ASTURIAS” 2002 “A finales del pasado mes de junio han finalizado las labores de limpieza del puerto que han conseguido que éste sea ya el segundo verano que no despide malos olores. El artífice de este auténtico milagro es Francisco Herrero Melijosa, conocido por todos […]
  • UNA FOCA EN LA RÍA | AÑO 1960
    BUCEANDO EN “EL ORIENTE DE ASTURIAS” | AÑO 1960 “Sobre las cuatro de la madrugada de hoy algunos marineros que se dedicaban a trasladar a nuestro puerto ocle  recogido en nuestras próximas rocas, sintieron como unos alaridos en la ría, dándose cuenta de que se trataba de una foca de […]
  • Un voto de gracias al Gremio de Mareantes llanisco | BUCEANDO POR “EL ORIENTE DE ASTURIAS” | AÑO 1927
    “El pasado jueves, día 3 de febrero, se reunió en su domicilio social la Junta directiva de la Sociedad de Salvamento de Náufragos, la que después de cambiar impresiones, tomó el siguiente acuerdo:Dar un voto de gracias al Gremio de Mareantes llanisco, por el apoyo económico que presta la benéfica institución, asignándole una subvención anual de 250 pesetas.

  • All
  • Por: Maiche Perela

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad