LAS VENDEDORAS DE PESCADO

por

A cualquier hora que tocará la sirena, las vendedoras acudían a la Rula, y si en la subasta no les tocaba nada, porque todo el lote lo hubieran llevado los fabricantes o exportadores, se quedaban a la puerta hasta que llegara la última embarcación.

Además, en aquellos tiempos, no se utilizaban cajas de madera para el pescado, lo habitual era los llamados zardos, que se fabricaban con varas de mimbre.

Una vez pesado el pescado, se colocaban el zardo en la cabeza encima del rueño, una suerte de aro de tela, y salían de la Rula arrollándoles el agua que se colaba entre las varas. 

Así, a toda velocidad pregonaban en voz alta la mercancía y pateaban toda la Villa y alrededores para llevar a casa un salario de subsistencia.

Sirvan estas líneas como homenaje a aquellas mujeres cuya labor, tan importante en los tiempos en los que no había pescaderías, está inseparablemente unida a la historia de Llanes.

 

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Archivo Fernando Suárez Cué.

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

0 comentarios

Deja un comentario

  • “LA IGLESIA CONSTITUYE EL VERDADERO SÍMBOLO DE LO QUE ES LA VILLA DE LLANES”
    En el año 2006, el catedrático Juan Ignacio Ruiz de la Peña pronunció una conferencia, trasladando a los asistentes al Llanes de la Edad Media. Entre sus palabras, “El Oriente de Asturias” destacó como titular. “ La iglesia constituye el verdadero símbolo de lo que es la villa de Llanes·. […]
  • “EL MATATE VA A SER POCU”
    Que fui el criu mas mimau por las tías de “Santana”, eso ya estaba escrito en el primer capítulo del ·Génesis”. Os cuento. Corría el año 1969 cuando en una verbena de las muchas que organizaba el “Bando de la Magdalena”, me tropecé con una pareja de franceses, más o […]
  • PELUQUERÍA HIGIÉNICA
    La peluquería Higiénica, que fue una de las más antiguas de Llanes, ya que se abrió a principios del siglo XX, estuvo primeramente en la calle Pidal, justamente en el local que hoy ocupa la acreditada  y selecta confitería “Ortegal”, trasladándose más tarde a la plaza de las Barqueras, a […]
  • EL ERMITAÑO DE LA GUÍA
    La ermita de la Guía tenía su ermitaño. A finales del del siglo XIX, lo era el tíu Millán, al que inmortalizó Bastasar Cue, en uno de aquellos retratos de tipos populares de la Villa.  Fue una personalidad en Llanes y su muerte tan sentida como la pérdida de un […]

  • All
  • "Entre las Olas del Olvido: Comercios y Lugares que la marea del cambio se llevó"
  • "LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR"
  • Por: Maiche Perela

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad