«Necesitamos un nuevo muelle, pegado por el sur al actual, para poder ofrecer más capacidad y mayor seguridad», dice el patrón mayor, Ángel Batalla

GUILLERMO FERNÁNDEZ LLANES. Lunes, 16 septiembre 2019, 08:03

La vida laboral de los marineros llaniscos experimentó un giro radical en los últimos 25 años. En 1994, con un coste de mil millones de pesetas, se inauguraba el nuevo puerto pesquero, y con ello se permitía a los pescadores salir a faenar en marea baja, una carencia de toda la vida. En 2008, se estrenaba la Lonja, edificio de dos plantas, 677 metros cuadrados y 1,5 millones de euros de inversión. Y, finalmente, en 2011 se ponía en funcionamiento el carro de varada mediante un gasto de 340.000 euros. Cinco lustros más tarde de la primera gran inversión, Ángel Batalla, presidente de la Cofradía de Pescadores Santa Ana, valora que aquello fue «un salto espectacular, pero ahora necesitamos una nueva ordenación, un puerto más amplio y moderno».

Hace tres décadas, la cofradía vivía momentos preocupantes, amenazaba quiebra y ruina, y las ventas apenas alcanzaban un puñado de duros. Desde la puesta en marcha de las nuevas infraestructuras, cada año se subasta pescado por encima de tres millones de euros. Por detrás de Avilés y Gijón, Llanes es la joya de la corona de Asturias. Hace cinco lustros, en la villa faenaban seis barcos, frente a los doce que atracan en la actualidad. Y hay momentos, como en la costera de la xarda, que son más de veinte las lanchas que descargan y venden pescado en la rula local. Llegan barcos de Cantabria, País Vasco, Galicia y hasta de Portugal. En la mente de los pescadores llaniscos permanece la idea de «poder disponer de 25 amarres holgados para acoger a la flota en momentos puntuales», razona Batalla.

El presidente de la cofradía no olvida las ventajas que trajo el puerto pesquero construido en 1994: «Al permitirnos salir a faenar en bajamar, significó un cambio importantísimo, un vuelco total a la situación que los marineros llevábamos sufriendo desde siglos atrás». Y continúa: «Aquello fue un salto espectacular, pero 25 años más tarde necesitamos una nueva ordenación, restaurar el puerto por completo». Además, expone que «el aumento de la flota y la construcción de la Lonja requieren un mayor espacio para sacarles toda la rentabilidad».

Por esa línea de nuevos bríos, Batalla argumenta que lo que necesitan los profesionales no es otra cosa que «la construcción de un nuevo muelle, pegado por el sur al actual, ya que de esta forma podríamos ofrecer más capacidad y mayor seguridad». Además, esa nueva instalación, que llevan tiempo reclamando al Principado, «serviría como refugio para veleros en tránsito, aficionados a la navegación que dejan mucho dinero en los puertos de atraque». «La mayoría proceden de países europeos, naciones que con su dinero contribuyen a pagar las obras que se hacen el Llanes», matiza Batalla, quien, resignado, explica que «estos son nuestros deseos, nuestros sueños, pero serán los técnicos quienes tengan que perfilarlos».

Se quedan a oscuras

Y no será empresa fácil, porque hay obras pendientes en el puerto, de mucha menor entidad, como la instalación eléctrica, que nadie acomete. Con lluvia o cuando salta la mar se quedan a oscuras y Batalla denuncia que las arquetas, farolas y cables están «parcheados con cinta aislante y solo se hacen arreglos provisionales». La solución pasaría por «una reforma integral con la colocación de dos torretas, donde no salte la mar, equipadas con diez focos LED cada una de ellas». Eso, «también será responsabilidad de los técnicos».

Content retrieved from: https://www.elcomercio.es/asturias/oriente/pescadores-llaniscos-reclaman-20190916011533-ntvo.html.

A %d blogueros les gusta esto:

Al seguir navegando en este sitio, aceptas el uso de cookies. Má Información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para brindarle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o si hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar