AÑO 1992

El 16 de octubre de 1992,  el semanario “El Oriente de Asturias” recogía que la lancha “Nueva Resaca”, a pesar de encontrarse cerca de Llanes,  tuvo que entrar a refugiarse en el Puerto de San Vicente donde se hundió.

Y así lo relataba Ángel Batalla, que patroneaba dicha lancha:

“ Con un puerto en buenas condiciones no tendríamos que haber ido a refugiarnos a San Vicente, porque nosotros estábamos pescando con mar bella enfrente de Llanes. De repente, se levantó la mar impidiéndonos  entrar  en nuestro puerto y teniendo que poner rumbo a San Vicente. 

Era tal el temporal que tardamos  más de dos horas en llegar, pero lo conseguimos y respiramos tranquilos, aunque poco tiempo ya que un golpe de mar nos dio muy fuerte y nos estrelló contra las rocas. Se agujereó el casco y comenzó a entrar agua y empezamos a temer que nos fuéramos a pique y que perderíamos el barco. Siguió subiendo el agua y el casco quedó totalmente sumergido. Menos mal que dos potentes pesqueros nos remolcaron al interior del puerto”.

Añadía el semanario que afortunadamente no le pasó nada a los marineros ni a su patrón, aunque la lancha sufrió muchos daños.

Imagen, “El Oriente de Asturias”

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad