En días de temporal, desde el Paseo de San Pedro se ve el mar venir como dispuesto a llevárselo todo.

Y no hay espectáculo igual que esas olas, con sus crestas de espuma y cogiendo formas diferentes, embistiendo contra el acantilado.

Y casi se puede sentir que el agua, con la ayuda del viento, va moldeando la tierra.

Maiche Perela Beaumont

Fotografía, Valentín Orejas

Content retrieved from: http://www.diariodeloriente.es/2019/04/03/olas/.

A %d blogueros les gusta esto:

Al seguir navegando en este sitio, aceptas el uso de cookies. Má Información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para brindarle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o si hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar