Cuenta la tradición que la imagen de la Virgen de la Guía, después de guiar milagrosamente a aquellos marineros llaniscos que se vieron atrapados en una terrible tempestad, fue depositada en la capilla de San Antón Abad.

Sin embargo, la talla de madera aparecía una y otra vez en un cerro sobre la Villa, lugar en el que se acabó edificando su santuario.

Y así, al entrar en Llanes por mar, a lo primero que se van los ojos, por encima de todo lo demás, es a su venerada capilla.

Maiche Perela Beaumont

Fotografía: Valentín Orej

Content retrieved from: http://www.diariodeloriente.es/2018/05/16/la-capilla-de-la-guia/.

A %d blogueros les gusta esto:

Al seguir navegando en este sitio, aceptas el uso de cookies. Má Información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para brindarle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o si hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar