‘PELLETS’ Y MICROPLÁSTICOS, ¿QUÉ NOS PREOCUPA MÁS?»

por

La aparición de grandes cantidades de “pellets” de plástico en varias playas gallegas ha puesto en alerta a organizaciones ecologistas, que piden a las autoridades actuar de forma inmediata para evitar un desastre medioambiental, al tiempo que voluntarios acuden a las costas para retirar los “microplásticos”.

No conozco, aunque me malicio que el daño que los “pellets” caídos desde el mercante “Toscano” sea importante, pero al mismo tiempo no creo que puedan denominarse como “microplásticos”.

Los “pellets”, que para nosotros podría determinarse como “granza”, es el resultado obtenido de reciclar materiales plásticos usados, de forma que consiste en recuperar el plástico que no se utiliza y convertirlo, mediante un proceso de transformación, en unas porciones de tamaño minúsculo. El resultado es un trozo fino con aspecto de “macarrón”.  Estas piezas se utilizan para fabricar nuevos productos plásticos, mediante máquinas inyectoras, reduciendo así la dependencia de materias primas vírgenes y disminuyendo el impacto ambiental asociado con la producción de plásticos convencionales.

Estas máquinas reciben la granza por medio de unas tolvas, que lo envían a la extrusionada  que es la encargada de, mediante la aplicación de presión y calor, fundir esa granza, para inyectarla mediante la boquilla en los moldes preparados sobre la platina, ya sean del tipo abiertos o cerrados, según la pieza a fabricar.

Ahora bien, en el caso de los “microplásticos”, estamos ante partículas de plástico por debajo de los 5 ms. y hasta tamaños tan pequeños que son imperceptibles. Son producto de la degradación de los residuos plásticos, sobre todo en la Mar, por efecto de la abrasión y degradación producida por el ambiente salino, los vientos, mareas y corrientes.

Estos plásticos, muchos de ellos de tamaño nanométrico pueden pasar a través de las membranas celulares, causando en los animales marinos las consecuencias por todos conocidas.

Claro que todo esto que os cuento, aunque haya estado muchos años de mi vida profesional en contacto con estas técnicas, (el 14% del peso de un coche son materiales plásticos), no deja de ser una opinión muy personal.

 

Buena Mar y hasta la vista amigos.

Fernando Suárez Cué

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

0 comentarios

Deja un comentario

  • PEPÍN DE PRÍA, EL CANTOR DE NUEVA
    José García Peláez, conocido como Pepín de Pría, nació en el barrio de los Pindales, en la Pesa de Pría, el 14 de diciembre de 1864. Era hijo de Manuel Antonio García Gutiérrez y de María Peláez Alonso, la cual murió a la semana de su nacimiento, por lo cual […]
  • EL SALERO
    El restaurante Sidrería Salero, sito en el Barrio de Pescadores, a un paso de la mar, fue una referencia en la hostelería llanisca. Contaba con un buen menú y también con una cuidada carta de comida tradicional, en la que destacaban los calamares en su tinta, los huevos con tortos […]
  • LA RULA
    Rolar: Del latín “rotulāre”: Dar vueltas en círculo. Lonja: Del francés “loge”. Genéricamente “edificio en el que se juntan mercaderes para subastas”, pero en nuestro caso, “abrigo de pesqueros para el mal tiempo y un excelente punto de venta para el pescado y marisco”.  Tradicionalmente la venta del pescado se hacía partiendo de un […]
  • LA CASA DE AMELIA  | LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR
    A dos kilómetros de Llanes, en Poo, lindando con la carretera del Estado y con un sendero que lleva directo a la playa de ese pueblo, edificó, en el año 1877, Egidio Gavito de la Fuente, emigrante de México, una  sobria casa que está más influenciada por la arquitectura regionalista […]

  • All
  • Por : Fernando Suárez Cue

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad