¿QUÉ ANIMAL MARINO SERÍA? | AÑO 1954

por

En la primavera de 1954, publicaba “El Oriente de Asturias” que en Buelna eran muchas las personas que se acercaban a la costa, con la curiosidad de contemplar un pez muy grande que había aparecido aquellos días. Además, recogía que se podía apreciar bien porque pasaba rozando las rocas, y que el mejor lugar para verlo era desde el conocido puesto de pesca “Puente Caballo” al “Cerrao”.  

Consideraban, los que tuvieron la suerte de observarlo, que medía sobre siete metros de largo por uno y medio de ancho y que sacaba a veces fuera del agua una punta o aleta a manera de periscopio. Los más expertos decían que no era de la familia de los delfines, ya que aquel visto en Buelna llevaba la boca abierta, que tenía como un metro de circunferencia, poseía la cabeza muy grande y el labio o morro era de color azul, tal como  pintan los libros a la ballena que se tragó a Jonás.

Terminaba el semanario la reseña, advirtiendo que tuvieran cuidado los bañistas, pues  se podían llevar un gran susto.

A la semana siguiente, “El Oriente” volvía con más noticias del gran animal marino, al que nadie sabía identificar, añadiendo que no se vio solo el de Buelna, sino que en la playa de Ballota, en Cue, estaban merodeando nueve ejemplares de esa especie. Y, también, que el  domingo en San Antón, desde la Tijerina, se observaron, arrimadísimos a la costa, otros dos grandes ejemplares pertenecientes a esa especie.

 

Imagen, Nel Melero

 

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • All
  • Por: Maiche Perela

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad