SUS PALABRAS PROPIAS | EL HOMBRE DE MAR

por

A la agudeza en el modo de expresarse de los marinos y marineros se suma la facilidad para aumentar su vocabulario.

Así,  la voz “mar” como prefijo o sufijo tiene una enorme gama de derivados.

Surge marino, que es quien se ejercita en la náutica y el que sirve en la marina, en el cual no está incluido el hombre de mar: el marinero.

Además, marino es lo perteneciente a la mar, confundiéndose en ocasiones con marítimo.

También se utiliza marino como adjetivo: sal marina, fondos marinos, algas marinas.

En cambio, damos a marítimo una idea de proximidad: zona marítimo-terrestre, pino marítimo…

De su propia naturaleza se deriva “marea” que, además de todas las acepciones del diccionario, entre los pescadores es la pesca que se captura en una salida a la mar.

También, marejada, marejadilla, que no es solo un diminutivo sino un estado de la mar..

Asimismo, mariscar, mariscador, que es el que marísquea;  marisquero, el que vende tan suculentos invertebrados; mariscada, marisquería.. 

Y mareante, mareaje, marear, marengo, marina, marinaje, marinear, marinera  etc., que además del femenino de marinero, es una prenda de vestir y que en locución adverbial es una salsa o guiso: almejas a la marinera..

Sin olvidar: tajamar, guardamar, ultramar, pleamar, bajamar…

Fuente, “El Lenguaje Marinero”

Imagen, Valentín Orejas

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

0 comentarios

Deja un comentario

  • EL SALERO
    El restaurante Sidrería Salero, sito en el Barrio de Pescadores, a un paso de la mar, fue una referencia en la hostelería llanisca. Contaba con un buen menú y también con una cuidada carta de comida tradicional, en la que destacaban los calamares en su tinta, los huevos con tortos […]
  • LA RULA
    Rolar: Del latín “rotulāre”: Dar vueltas en círculo. Lonja: Del francés “loge”. Genéricamente “edificio en el que se juntan mercaderes para subastas”, pero en nuestro caso, “abrigo de pesqueros para el mal tiempo y un excelente punto de venta para el pescado y marisco”.  Tradicionalmente la venta del pescado se hacía partiendo de un […]
  • LA CASA DE AMELIA  | LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR
    A dos kilómetros de Llanes, en Poo, lindando con la carretera del Estado y con un sendero que lleva directo a la playa de ese pueblo, edificó, en el año 1877, Egidio Gavito de la Fuente, emigrante de México, una  sobria casa que está más influenciada por la arquitectura regionalista […]
  • Un faro
    Tertulia “Casa del Mar” (Cote, Tiquiqno, Paco y Ramón) Un faro -T: ¡Home manín!… ¿Pegaronsete las sábanas? T’abamos esperándote, así que tomate un pichín de merluza, que por cierto está recién hecha, y vamos para La Barra, a ver qué semblante tiene “la novia”, ya que pensamos el ir a […]

  • All
  • "Entre las Olas del Olvido: Comercios y Lugares que la marea del cambio se llevó"
  • "LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR"
  • Por: Maiche Perela

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad