VILLA ESTHER | LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR

por

Florencio de la Fuente Cabrales, hijo de Pedro de la Fuente Cue, militar laureado, y de Benita Cabrales, nació en Quintana (Posada) en el año 1869. 

A los 16 años emigró a México, y al parecer trabajó en las empresas de los Hermanos Romano, a la que su familia estaba muy vinculada por lazos de amistad, siendo su hermano Eutiquio ahijado de don Román Romano. 

Después, se independizó logrando amasar una gran fortuna.

A su regreso a Llanes, además de presidir el Casino, acudía habitualmente a las tertulias de “La Tijerina”, donde destacaba como buen conversador y narrador de anécdotas, chascarrillos y cuentos, ora de México ora de su parroquia de Posada. 

En la villa, construyó un palacete,  en el que destaca una balconada semicircular, al que bautizó como“Villa Esther”, en homenaje a su esposa, Esther Bulnes Trespalacios.

Más tarde, tuvo que venderlo al perder parte de su fortuna a consecuencia de la quiebra de un banco.

Murió en Llanes el 7 de julio de 1929, y su esposa 38 años más tarde, en 1967.

Afortunadamente, Villa Esther tendría un bonito destino, ya que se establecería en el mismo el colegio de la comunidad de religiosas de las Reverendas Madres Franciscanas bajo la advocación de la “Divina Pastora”. Este colegio, que se abrió en 1896, tuvo su primera sede en la antigua casa de Lamadrid, en la calle Mayor esquina a la plaza de Santa Ana, donde había tenido un modesto escuelín Carmen Mijares, que se tuvo que trasladar al Cueto.

Las religiosas trajeron un plantel de profesores de extraordinaria capacitación y dieron comienzo a su labor docente con mucho éxito.

La enseñanza estaba dividida en clases, se organizó la de párvulos y la primera enseñanza con sus respectivos grados. En poco tiempo, se vieron obligadas a establecer un internado, porque de Potes a Infiesto acudían alumnos. De año en año fue mejorando el colegio, reformado el edificio, ampliando aulas y dotándolo de material pedagógico. Los exámenes anuales ponían de manifiesto el aprovechamiento de los alumnos; y las veladas artísticas constituían un atractivo, y a ellas eran invitados familiares y personalidades de la villa.

Y así años y años, hasta que las leyes de la República pusieron en peligro su continuidad. Situación que se vio agravada en la Guerra Civil, teniendo las madres franciscanas que abandonar el edificio. Tras finalizar la contienda, se vuelven a establecer ya en el espacioso chalé  de la Avda. de la Paz. Pasado el tiempo se alzó, sobre el huerto de frutales que le rodeaba, el resto del conjunto escolar que conocimos.

Y durante 115 años miles de niños llaniscos pasamos por sus aulas.

En junio del año 2009 cerró sus puertas. 

Fuente, “El Oriente de Asturias”

 

Imágenes, Miguel Martín, Valentín Orejas  y Colegio Divina Pastora Llanes

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

0 comentarios

Deja un comentario

  • SASTRERÍA GIRIBERT SOLOVERA
    En el local que ocupa Casa Rozas, estuvo ubicada una acreditada sastrería, que dirigía un catalán Mariano Giribert Solovera. Allí, se podían adquirir trajes para caballero a 150 pesetas, corbatas a 1,25 pesetas y camisas de popelín, con dos cuellos, calidad extra, a 10 pesetas, todo expuesto en un cuidado […]
  • FACHA Y CAPA
    Es la  acción de “ponerse al pairo” o “pairear”, cuando partiendo de esa idea, nos encontramos con otras dos terminologías, que son bases para discusión, ya que parece que no se ponen de acuerdo ciertos especialistas, pues defienden que son toda la misma acción. Estas dos acepciones son “facha” y […]
  • ¿SABÉIS QUIÉN FUE EL AUTOR DE “LA XOYIQUINA”?
    Le debemos a Juan Martínez Abades, además de la pintura “El Sablín”, de 1913, con la ilustramos estas líneas, una preciosa canción dedicada a Llanes: “La Xoyiquina”. Este pintor y músico, que había nacido en Gijón en 1862, Medalla de Oro de Bellas Artes e ilustrador de la revista Blanco […]
  • EL CASINO | LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR
    El Casino de Llanes, que se emplazó en un lugar céntrico de la Villa, ocupando un solar donde había estado sito un polémico mercado cubierto de hierro y cristal, se promovió por la Sociedad Casino de Llanes en 1910  y se inauguró dos años más tarde. Fue una obra de […]

  • All
  • "Entre las Olas del Olvido: Comercios y Lugares que la marea del cambio se llevó"
  • "LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR"
  • Por: Maiche Perela

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad