Entre los premios que concedía la benemérita Sociedad de Salvamentos de Náufragos, que conocemos a través de las crónicas de “El Oriente de Asturias”, destacan los concedidos a propósito de salvamentos de niños. Recogemos uno que tuvo lugar el 22 de junio de 1895, en el cual José Villa y Fermín Noriega libraron de una muerte segura al niño José Reguera, que cayó a la ría desde el muelle denominado la Ramblina.

Los premios, por el arrojo y sentimientos humanitarios demostrados por José y Fermín, consistieron en diez pesetas para cada uno.

 

Maiche Perela Beaumont

Imagen,Valentín Orejas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad