Entre los premios que concedía la benemérita Sociedad de Salvamentos de Náufragos, que conocemos a través de las crónicas de “El Oriente de Asturias”, destacan los concedidos a propósito de salvamentos de niños. Recogemos uno que tuvo lugar el 22 de junio de 1895, en el cual José Villa y Fermín Noriega libraron de una muerte segura al niño José Reguera, que cayó a la ría desde el muelle denominado la Ramblina.

Los premios, por el arrojo y sentimientos humanitarios demostrados por José y Fermín, consistieron en diez pesetas para cada uno.

 

Maiche Perela Beaumont

Imagen,Valentín Orejas

A %d blogueros les gusta esto:

Al seguir navegando en este sitio, aceptas el uso de cookies. Má Información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para brindarle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o si hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar