El CONTROL DE LAS VENTAS DE PESCADO

por

En las Ordenanzas de la Cofradía de San Nicolás, consta que, a mediados del siglo XVIII,  se implantó la figura del Contador de ribera, persona encargada de controlar las ventas de pescados, tomando razón de todo el pescado que entrara en el puerto de Llanes y asistir a toda venta del mismo

Como ejemplo de la rigurosidad del control de las ventas de pescado en la Villa, y de conformidad con lo recogido en “Antiguos Mareantes de Llanes”, el 10 de septiembre de 1812, se tuvo noticia de que había entrado una pinaza con cargamento de sardina, cuyo patrón era José Hernández, de la Coruña, y, en su totalidad, fue vendido a Josefa Linares, comerciante de Llanes, omitiéndose la venta de tres mareas que, por derecho y costumbre, era para surtido público. Dicho patrón informó que ignoraba las costumbres de la villa y acto seguido se hizo traer dichas sardinas, acordando que la compradora tendría que vender, al por menor, tres mareas al vecindario y fijando el precio de siete reales el centenar y a tres maravedíes cada sardina.

 

Maiche Perela Beaumont

Imagen, “Antiguos Mareantes de Llanes”

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

0 comentarios

Deja un comentario

  • “LA IGLESIA CONSTITUYE EL VERDADERO SÍMBOLO DE LO QUE ES LA VILLA DE LLANES”
    En el año 2006, el catedrático Juan Ignacio Ruiz de la Peña pronunció una conferencia, trasladando a los asistentes al Llanes de la Edad Media. Entre sus palabras, “El Oriente de Asturias” destacó como titular. “ La iglesia constituye el verdadero símbolo de lo que es la villa de Llanes·. […]
  • “EL MATATE VA A SER POCU”
    Que fui el criu mas mimau por las tías de “Santana”, eso ya estaba escrito en el primer capítulo del ·Génesis”. Os cuento. Corría el año 1969 cuando en una verbena de las muchas que organizaba el “Bando de la Magdalena”, me tropecé con una pareja de franceses, más o […]
  • PELUQUERÍA HIGIÉNICA
    La peluquería Higiénica, que fue una de las más antiguas de Llanes, ya que se abrió a principios del siglo XX, estuvo primeramente en la calle Pidal, justamente en el local que hoy ocupa la acreditada  y selecta confitería “Ortegal”, trasladándose más tarde a la plaza de las Barqueras, a […]
  • EL ERMITAÑO DE LA GUÍA
    La ermita de la Guía tenía su ermitaño. A finales del del siglo XIX, lo era el tíu Millán, al que inmortalizó Bastasar Cue, en uno de aquellos retratos de tipos populares de la Villa.  Fue una personalidad en Llanes y su muerte tan sentida como la pérdida de un […]

  • All
  • "Entre las Olas del Olvido: Comercios y Lugares que la marea del cambio se llevó"
  • "LA FORTUNA QUE VINO DEL MAR"
  • Por: Maiche Perela

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad